Vuelta al dique seco: la ausencia de lluvia empuja el descenso de las mínimas en la última semana de octubre

Visitantes en el casco histórico | ÁLEX GALLEGOS

Tras unos días de ambiente puramente otoñal en toda la provincia, en los que la lluvia ha ido acompañando de un modo u otro el paso de las jornadas, la última semana de octubre de 2020 va a volver a la tónica seca del resto del año. El regreso de las altas presiones a la Península Ibérica va a impedir cualquier intento de acercamiento de borrascas atlánticas, al tiempo que con el aumento de estabilidad las temperaturas irán extremándose con el paso de los días.

El aumento de nubosidad de días anteriores, servía para que la oscilación térmica resultase por días prácticamente inapreciable. Caso del pasado jueves 22 de octubre, cuando el termómetro a duras penas registró una variación de poco más de un par de grados en 24 horas. Eso se terminó para lo que queda de mes, que verá como tanto las temperaturas mínimas como las máximas irán estirándose gracias al aumento de la estabilidad atmosférica que predominará hasta finales de mes.

La dorsal anticiclónica va a 'panzarse' desde el Atlántico sobre Iberia, favoreciendo un bloqueo que lo más que permitirá será cierto flujo de poniente, dejando algo de nubosidad matinal hasta el próximo miércoles. Esta persistencia de las altas presiones sobre la vertical ibérica se trasladará al termómetro gracias fuerte enfriamiento nocturno que se dará en áreas bajas y de valles como consecuencia de la inversión térmica. Esa tendencia a la baja en las mínimas se irá además compensando con un aumento de las máximas gracias a la entrada de aire cálido en altura, que se reforzará a partir desde mediados de semana.

Con este panorama las temperaturas mínimas volverán a caer muy por debajo de la barrera de los 10 grados en toda la provincia, volviendo a apuntar al entorno de los 5 grados. Aunque experimentarán un leve ascenso hacia finales de semana, la fuerte estabilidad podría hacer que éstas queden finalmente por debajo de lo previsto. Algo que no ocurrirá con las máximas, que sí irán apuntalando su ascenso hasta situarse de nuevo en el entorno de los 25 grados en las horas centrales del día.

Panorama casi primaveral que tendrá en la mañana el único aliado otoñal. La sensación general, dominada por el sol y el ambiente agradable, tendrá en las mañanas la única nota de contraste que nos recuerde que los fríos invernales están casi a la vuelta de la esquina.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats