La vuelta al cole ¿de pago?: La pública pierde 44.000 alumnos en 20 años mientras la privada gana 8.100

Preparación de las aulas en la vuelta al colegio | MADERO CUBERO

En 20 años, el sector de la educación en Córdoba está viviendo una gran transformación. Mientras la población en edad de estudiar empieza a menguar de manera notable, los colegios en los que estudian los jóvenes de la provincia han cambiado de manera más que notable.

Este martes, vuelven al cole muchos de los jóvenes cordobeses que han disfrutado de unas merecidas vacaciones. Para otros será su primer día de clase y otros más tendrán que esperar a que la Universidad abra sus puertas. Pero a partir de este martes, 143.016 cordobeses volverán a llenar las aulas. ¿Muchos o pocos? Depende, en 20 años el número de cordobeses que afrontan su primer día de clase ha bajado en 36.189 personas.

Pero en estos 20 años se ha producido otra gran diferencia. Poco a poco, cada año hay más alumnos que se deciden por colegios privados (en su inmensa mayoría educación concertada) que por la pública. En total, y según los datos del Ministerio de Educación, analizados por este periódico, en 20 años la educación pública ha perdido un total de 44.310 alumnos. En cambio, la educación privada ha ganado 8.121 matrículas en el mismo periodo de tiempo.

De esta manera, el nuevo mapa de la educación en la provincia de Córdoba señala que mientras en el curso 1999-2000 el 81,29% de los alumnos estudiaba en un colegio público, 20 años después el dato ha descendido a un 70,9%. En cambio, la educación concertada o privada ha pasado de suponer el 18,7% del total a ser ya del 29,1%, casi un tercio de todos los alumnos matriculados en la provincia.

La estadística del Ministerio de Educación señala que la tendencia sigue en alza. Así, mientras el 82,3% de los alumnos de Bachillerato están matriculados en institutos públicos, solo el 34,8% de los de Infantil de primer grado optan por la gratuidad y la pública. Es decir, cada año se pierden más alumnos de la pública mientras se refuerza la entrada de jóvenes en la privada o concertada.

La transformación del sector conlleva también que los colegios y el profesorado sea diferente. En este tiempo, se han perdido unidades en prácticamente todos los centros públicos, se han construido muy pocos colegios y hay también menos profesores.

De hecho, para el próximo curso que ahora arranca la provincia perderá un total de 57 líneas en educación Infantil y Primaria, tras la difusión de la orden publicada el pasado 23 de agosto en el BOJA, algo que ya ha provocado las críticas del PSOE al nuevo gobierno andaluz.

Etiquetas
stats