Vuelta a las aulas para reforzar conocimientos tras la crisis del coronavirus

Vuelta a las aulas después del confinamiento por el coronavirus en el IES Guadalquivir | MADERO CUBERO

Comienza para profesores y alumnos la segunda prueba de fuego desde que el pasado 14 de marzo se decretara el estado de alarma debido al coronavirus. Tras más de tres meses impartiendo clase en casa, tarea arduo complicada para muchos hogares en Córdoba, este miércoles han vuelto a las aulas aquellos alumnos de colegios e institutos que han decidido recibir un refuerzo durante el mes de julio después de los resultados académicos obtenidos.

En Córdoba y provincia, la Junta de Andalucía ha abierto este miércoles un total de 20 centros educativos, tres de ellos en la capital: los CEIP Alcalde Jiménez Ruiz y Obispo Osio y el IES Guadalquivir. Para garantizar la seguridad de profesores y alumnos, la Junta emitió un protocolo de recomendaciones higiénico-sanitarias en el que se incluyó una hoja de ruta de actuación ante posibles casos sospechosos o confirmados de coronavirus.

A la espera de que el Gobierno andaluz dé a conocer el número de alumnos y profesores que vuelven a las aulas durante el presente mes, el IES Guadalquivir ya da clases de refuerzo a 22 alumnos después de que otros cuatro procedentes del Centro de Menores de Cerro Muriano tuvieran que desistir ante la imposibilidad de transporte. Sobre los profesores participantes, el IES Guadalquivir ha conseguido aglutinar a un total de ocho profesionales: cuatro del instituto y otros cuatro de otros centros. Hay que recordar que la Junta de Andalucía permitió que los profesores cuyo colegio e instituto no habían solicitado el programa podían participar en otros centros.

Es la primera vez que el instituto del Guadalquivir participa en este refuerzo estival ya que en la anterior edición, la Junta de Andalucía no incluyó estos centros y el programa fue dirigido exclusivamente a Primaria. Por ello, para su directora Inmaculada Mediavilla, es todo un reto que pone de relieve la alta implicación del equipo docente que, en muchas ocasiones, sobrepasa lo meramente profesional, dedicación que se ha puesto de manifiesto durante el confinamiento. Un ejemplo de ello ha sido las donaciones a las familias realizadas por el equipo docente para que los alumnos pudieran tener acceso a Internet o un dispositivo para poder realizar tareas o seguir las clases. El centro tuvo, además, que comprar portátiles mientras que la Delegación de Educación de la Junta y la Institución Teresiana le suministraron de tablets.

Para el jefe de estudios del instituto, José Luis Blanco, esta falta de recursos no responde a la llamada brecha digital, sino a una brecha social que acucia de lleno a este barrio, uno de los más pobres de Córdoba y de España. La directora enfatiza en la implicación necesaria de todo el profesorado "para que todo lo que se consigue en meses no acabe rompiéndose". En este sentido, aunque durante la cuarentena se ha mantenido un contacto directo con alumnos y familias, se ha provocado una "ruptura del tercer trimestre". "En el primero conocemos a los alumnos, en el segundo todo mejora y el tercero siempre es el remate, pero este año, eso se ha roto", cuenta Mediavilla.

Mediante esta pequeña vuelta a la normalidad, la intención del equipo directivo es la de transmitir a sus alumnos la rutina y la constancia, sobre todo para superar las asignaturas suspensas. Divididos en cuatro grupos, los alumnos se han distribuido en sendas aulas para mantener la distancia social de seguridad. Además, tanto ellos como el personal docente deben llevar mascarilla durante toda la jornada. Esto, unido a las altas temperaturas que se experimentan dentro del centro, la dirección ha hecho uso de las cuatro aulas que  tienen aire acondicionado.

En este primer día, los profesores les han transmitido cómo será la organización de la semana. Así, las clases se darán exclusivamente por la mañana, en horario de 9:00 a 14:00 y el cronograma será el siguiente: asamblea lingüística o emocional (de 9:00 a 9:30), taller de actividad físico-deportiva y hábitos de vida saludable (de 9:30 a 10:30), taller de refuerzo lingüístico o razonamiento matemático (de 10:30 a 11:30), descanso (de 11:30 a 12:00), taller de refuerzo lingüístico o razonamiento matemático (de 12:00 a 13:00) y taller de refuerzo en Inglés (de 13:00 a 14:00). Para hacer frente a las clases, la Consejería de Educación ha proveído a los alumnos de todo el material necesario para que el coste de las familias sea cero ya que no han tenido que abonar los 15 euros por quincena del programa por la situación de excepcionalidad provocada por la pandemia.

Tras la experiencia de la cuarentena, el equipo directivo del IES Guadalquivir se encuentra elaborando un protocolo de docencia para el caso de que, una vez de vuelta a las aulas en septiembre, se produzca un nuevo confinamiento o algún aula deba quedar aislada en casa tras un caso confirmado de coronavirus.

Etiquetas
stats