El vino ya corre en una de las ediciones más concurridas de la Cata

Una joven en la Cata de vino | MADERO CUBERO

La trigésimo quinta edición de la Cata de Vino Montilla-Moriles ha abierto este miércoles sus puertas al público en la explanada de la Diputación de Córdoba, con el clima a favor y todos los condicionantes para convertirse en una de las ediciones más concurridas. Ésa es, al menos, la previsión que arroja la venta por internet, que ha batido el récord de años anteriores, según ha desvelado a los periodistas el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen, Javier Martín.

Martín ha inaugurado la cata junto con el presidente de la Diputación, Antonio Ruíz; la concejala delegada de Promoción del Ayuntamiento, Carmen González; la delegada del Gobierno de la Junta, Esther Ruiz, y el subdelegado del Gobierno central, Juan José Primo Jurado. Todos ellos han brindado este miércoles con catavinos de la DO, al poco de abrir sus puertas.

Entre los primeros visitantes, muchos jóvenes, siguiendo la tónica de los últimos años, en los que el público universitario ha sido uno de los más entusiastas con esta celebración. Este año, además, la cata está dedicada al 50 aniversario de la Escuela de Agrónomos, y el jueves se ha establecido como la noche de los universitarios.

Este planteamiento temático de las noches es una de las principales novedades de esta edición, que este miércoles estará dedicado al flamenco, con la actuación de la banda Arroz con Frijoles; el viernes será la temática ochentera la que protagonice la velada; mientras que el sábado la cata se encarecerá para una noche dedicada a la gastronomía.

En total son 32 las bodegas y lagares que participan en la Cata, 3 más que en 2017, además de una docena de restaurantes que ofrecerán productos con los que maridar los caldos. En cuanto al resto de actividades, esta noche se hará entrega de los Premios de la DOP Montilla-Moriles, y continuarán hasta el 22 de abril con exposiciones, cursos de venencia, conferencias, mesa de debate, catas dirigidas o concursos de tapas.

Martín ha remarcado que la cata ha rebasado los límites de la provincia para convertirse en un evento que suscita interés a nivel internacional. Prueba de ello, ha sostenido el presidente del Consejo Regulador, es que “este año se han recibido solicitudes desde países de América y Europa”.

A nivel de público, la organización espera igualar los 85.000 visitantes del año pasado. El precio de la entrada, que se puede adquirir por internet o en taquilla, será de 8 euros (5 degustaciones y copa) y de 14 euros (5 degustaciones, copa y ración), mientras que el horario será de 13.30 a 17.30 horas y de 21.00 a 1.00 horas.

Etiquetas
stats