Más vigilancia del uso del cinturón de seguridad y las sillas infantiles

Un agente del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil | MADERO CUBERO

El uso del cinturón de seguridad en los vehículos, reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Este mensaje tantas veces repetido por instituciones, organizaciones y expertos de todo el mundo y demostrada científicamente su eficacia lleva a la Dirección General de Tráfico a realizar una nueva campaña con el objetivo de

influir en aquellos conductores u ocupantes de vehículos que todavía no hacen uso de este dispositivo de seguridad.

En 2015, último año del que se tienen datos cerrados tanto de vías urbanas como interurbanas, el 22% (159) de los fallecidos usuario de turismo y furgonetas no utilizaban el cinturón de seguridad en vía interurbana.

Respecto a los heridos hospitalizados el 10%

no llevaba puesto el cinturón de seguridad en el momento del accidentes en el caso de las vías interurbanas y el 14% en los accidentes ocurridos en urbanas.

Los datos provisionales de 2017

contabilizan 7 fallecidos en Córdoba que no hacían uso del cinturón de seguridad cuando viajaban como conductores o pasajeros de turismos.

Con estos datos, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, y las policías autonómicas y locales que se sumen a la campaña, incrementarán durante esta semana la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil tanto en vías interurbanas como en urbanas, ya que el uso del cinturón en las vías urbanas es menor al que se hace en vías interurbanas.

Uso obligatorio

El uso del cinturón de seguridad y de los SRI es obligatorio para todos los ocupantes de un vehículo, en cualquier trayecto (bien sea corto o

largo) y en cualquier vía (urbana o interurbana).

Es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial y su uso ha salvado miles de vidas. Según diversos estudios de la Unión Europea, abrocharse el cinturón de seguridad cuando se viaja en un vehículo salvaría la vida a más de 7.000 personas en la Unión Europea cada año.

Protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.

Su uso en los asientos traseros es fundamental. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante

de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros se multiplica por ocho

Un choque frontal a 80 km/h sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado la muerte o lesiones graves.

Traslado de menores, responsabilidad de los adultos

Los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos,

excepto:

- Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros

- Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características

-Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil.

Solamente en estos tres casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso.

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

10 razones para usarlo

- Reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

- Protege de salir despedido del habitáculo, así como de impactar contra el parabrisas.

- En casco urbano, la posibilidad de resultar herido grave o muerto es 5 veces menor si se lleva puesto el cinturón.

- En una colisión frontal de un vehículo que circula a 80 km/h si sus pasajeros no llevan el cinturón de seguridad, el resultado suelo ser de muerte o lesiones graves.

- El cinturón alcanza la máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

- Los ocupantes de un vehículo se desplazan a igual velocidad que dicho vehículo y en caso de frenada, el vehículo se detiene, pero los ocupantes se desplazan. Una colisión a 50 km/h equivale a caer de un segundo piso.

- El cinturón de seguridad funciona de forma complementaria con el airbag, ya que este dispositivo por sí solo no es eficaz.

- No utilizar el cinturón en los asientos traseros supone un gran riesgo. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser de hasta 8 veces mayor.

- No llevar puesto el cinturón de seguridad es junto con la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores en la producción de lesiones.

- Llevar el cinturón reduce el riesgo de lesiones tanto del conductor como de los pasajeros

Etiquetas
stats