Víctor Pastor, ante su sueño hecho realidad del Open de España

Víctor Pastor afrontará con "mucha ilusión" este jueves su primera participación en la máxima categoría del European Tour con motivo del Open de España, donde se reencontrará con Jon Rahm, con el que recordó que jugó "muchas veces en el Centro Nacional de golf" de Madrid.

Pastor, que es uno de los cinco golfistas amateur que participarán en el torneo. Coincidió con Jon Rahm cuando tenían 16 años, aunque confiesa que "ahora no será igual". La realidad nada tendrá que ver con su etapa de formación en la Blume de Madrid, cuando entrenaba "todos los días" en el campo donde en este 2018 se juega el Abierto de España en su vuelta al European Tour tras el paréntesis del pasado año.

"Jon sigue siendo un amigo, porque no sería nada diferente si jugásemos juntos. De pequeño siempre pensaba que algún día podría llegar a jugar un Open de España y ha llegado el momento, por lo estoy con muchas ganas ante esta primera vez", indicó a Efe un Pastor calmado y paciente después de sus dos primeros días de entrenamiento sobre el propio campo. El cordobés encara una competición de la que dice "hay que esperar lo mínimo, porque así nunca habrá una decepción".

Con todo, el golfista del Real Club de Campo de Córdoba comentó que tal y como está jugando "el reto es pasar el corte y es un objetivo que no es del todo complicado" ya que conocimiento sobre el campo le sobra con respecto a la mayoría de jugadores llegados desde Reino Unido, Francia, Japón y Australia.

Víctor Pastor, actual campeón de Europa por equipos con la selección española, saldrá al campo en el turno matinal (10:15) compartiendo partida con el que fuera su compañero en el combinado nacional: Javier Sainz. Jugarán también con el uruguayo Estanislao Goya, una hora y veinte antes de la partida estelar del día, la que compondrán Rahm, Rafael Cabrera Bello y el vigente ganador del Open de España, el inglés Andrew Jonhston.

Víctor Pastor asegura que sus sensaciones son buenas, a la par que reflexionó sobre la competición para afirmar que "hay que tomarla como otra cualquiera", en la que "todos los jugadores le pegan bien a la bola".

"Son jugadores como yo, no son dioses. He hecho bien en venir con mi hermano como caddy, para que nada sea especial. Hablamos de lo mismo, el mismo idioma", apuntó Víctor Pastor, que el año pasado le hizo de caddy a su hermano Marcos en Valderrama. Ahora se intercambiarán los papeles, algo que "no pueden decir muchas familias".

Para ambos será "una toma de experiencia más, pero se puede tener una semana normal y pasar el corte, por qué no", se planteó Pastor. El golfista reiteró que "jugando el golf que demostré muchas veces, podría pasarlo sin muchos problemas".

Eso sí, a priori el favorito es Jon Rahm, dijo entre bromas, porque "un número cuatro del mundo siempre es favorito", si bien aseguró que "hay muchos jugadores buenos, unos quince top mundiales". "Cualquiera puede llegar", indicó para citar entre los aspirantes "por ejemplo a Campillo y Larrazábal", incluso a "Adrián (Arnaus) le beneficia este campo porque se pega mucho drive". Además hizo ver que Jon tendrá "una semana complicada porque todos querrán entrevistarle y tirarán de él". De manera que "los amateur jugaremos con un poco de ventaja, será algo diferente para nosotros porque venimos a disfrutar, y así es más fácil que te salgan bien las cosas", apostilló.

En definitiva, el hecho de poder jugar un campeonato de "este nivel es un orgullo", aunque reconoce que esta invitación "nos la ganamos como campeones de Europa". Ahora "todos pensamos en lo que podemos aspirar", porque "el campo está igual para todos. Las calles y greenes están bien, aunque haya zonas que no están bonitas, pero es lo que hay, nos molestará a todos por igual", para referirse así a las zonas de tierra, incluso barro. En estas zonas "ahora en lugar de matas o las pinazas de Augusta hay simplemente tierra". Tras describir el estado actual del campo tras las lluvias, Pastor concluyó que "no es un campo para irte fuera de límites".

Etiquetas
stats