Una veintena de personas se organiza para limpiar los Baños de Popea

sdgasd

Un comentario de Diego Guerrero en su Facebook hizo que tanto él como Antonio y otro compañero crearan un evento en la red social con un único objetivo: limpiar toda la suciedad que convive en los Baños de Popea semana tras semana. Aunque no es el primer grupo ciudadano que se mueve para adecentar la zona, cerca de una veintena de personas se dieron cita este miércoles desde las 12:00 hasta las 18:00 para realizar unas labores que les han llevado a recoger 20 bolsas de basura.

Tal y como explica Antonio, los residuos en los que se han centrado han sido “plásticos, latas y vidrio”, la basura predominante en este enclave natural de Córdoba. Junto a ellos, estos voluntarios también han recogido toallitas, “residuos que no se deshacen y que la gente también echa al suelo”, apunta Diego.

Así, entre chapuzón y chapuzón, esta veintena de personas ha recogido la basura generada por todas aquellas personas que acuden a los Baños de Popea principalmente los fines de semana. A pesar de la ingente cantidad de basura, Antonio señala que “ha sido una sorpresa ver lo limpia que estaba el principio”. “Esto es porque otras personas han venido aquí a limpiar”, asegura Antonio. Sin embargo, al llegar a la desembocadura del Guadiato es donde estos voluntarios se han encontrado “todo hecho un asco” al ser una de la zonas más transitadas.

Además de esta labor de recogida, estos jóvenes también han facilitado de bolsas de basura “a toda la gente que veíamos que se acercaba por la zona” para animarla a “utilizarlas para echar los residuos”. Porque en actos como estos radica que los Baños de Popea se encuentren libres de basura. “Lo principal es el civismo de la gente. Lo lógico es que cuando uno va al campo se lleve de vuelta todo lo que ha generado. Si a eso le sumas que no hay contenedores...” explica Antonio, quien señala que “las papeleras más cercanas se encuentran ya en dirección a la Virgen de Trassierra”.

Asimismo, a la necesidad de cuidar este enclave natural, Diego hace referencia también al cumplimiento de las señales dispuestas por el entorno. “Se ha señalado una zona donde no se puede aparcar. Sin embargo, cuando hemos salido de los Baños había hasta siete coches. Y todos aparcados delante de la señal”, concluye Diego.

Etiquetas
stats