Los vecinos rechazan el traslado del banco pez junto a la Calahorra

La escultura es obra de Luis Celorio y estaba en el patio de Orive | MADERO CUBERO
El Distrito Sur denuncia que se “ha hecho a propósito” para “cargarse” el nuevo espacio cultural en el que se venía celebrando actividades junto al río

“En el Distrito Sur nos preguntamos ¿a qué mente lúcida de nuestro Ayuntamiento se le ha ocurrido la brillante idea de trasladar la magnífica escultura del pez de Orive a orilla del Guadalquivir?”. Así empieza la carta firmada por el presidente del Distrito Sur, Antonio de la Rosa, y dirigida al Ayuntamiento en la que el colectivo vecinal muestra su indignación ante el traslado del banco pez de Luis Celorio al paseo bajo de la Calahorra.

De la Rosa, en un durísimo escrito, llega a acusar al responsable del traslado de haber buscado un lugar “para joder más, y ni corto ni perezoso” lo ha colocado en el “lugar donde venía disfrutando últimamente la gente del Distrito Sur de actos culturales (actividades a la luz del plan Urban Sur, organizadas por la Delegación de Cultura en colaboración con el Consejo de Distrito)”. De hecho, el presidente del Consejo de Distrito asegura que ahora se ha “lastrado” el espacio con la colocación de esta escultura, de 15.000 kilos de peso y obra del cordobés Luis Celorio.

“Creo que se ha hecho a propósito, por que si no es difícil entenderlo, ya que hay sitios en el Distrito Sur, y junto al río para ubicar la escultura de Luis Celorio, sin necesidad de cargarse un espacio magnífico que tiene nuestro Distrito para uso y disfrute de actividades culturales”, insiste un indignado Antonio de la Rosa.

“Ademas, quien ha ordenado el traslado tendría que haber tenido la sensibilidad democrática (creo que no es mucho pedir) de consultar o pedir opinión al propio Consejo de Distrito”, expone en su carta. “Espero que alguien con mejor criterio y sensibilidad, sea capaz de rectificar y ubicar la escultura en otro sitio de nuestro Distrito, para lo cual nos ofrecemos para de común acuerdo hacerlo”, concluye.

El traslado se produjo el pasado domingo. Fuentes municipales han confirmado a este periódico que el traslado ha sido complejo y caro (lo cifran en más de 3.000 euros, aunque otras fuentes elevan la cifra). Una gigantesca pluma tuvo que sacar por el patio el pez en tres trozos, transportarlo en camiones hasta el paseo bajo de la Calahorra y allí volver a montar la grúa y recomponer el pez. La zona en la que se ha depositado la obra de Luis Celorio es inundable y en las últimas crecidas del Guadalquivir ha sido tomada por el agua y el fango. El peso de Jonás, 15 toneladas, hace imposible que se lo lleve el río pero no que acabe enfangado.

La decisión del traslado la ha tomado la Delegación de Patrimonio Histórico, dirigida por el concejal Rafael Jaén.

El pez es un banco. En total, tiene capacidad para unas 16 personas, según dijo el propio Luis Celorio cuando se depositó la obra en el Palacio de Orive, en el año 2003 y cuando la teniente de alcalde de Cultura era la socialista Angelina Acosta.

Etiquetas
stats