Vecinos de Cañero deciden que la plaza pase a llamarse San Vicente Ferrer

Plaza de Cañero | ÁLEX GALLEGOS

Plaza de Cañero por Plaza San Vicente Ferrer. Ésa es la principal conclusión que la asociación vecinal Cañero nuevo ha extraído después de las votaciones realizadas durante las dos últimas semanas. Para estos especiales comicios, la organización hizo un llamamiento a todos los vecinos de Cañero para que emitieran su voto en relación a las futuras nomenclaturas de las calles y de la plaza. Las actuales serán eliminadas del callejero tras la aprobación, por parte del Ayuntamiento, del dictamen de la Comisión Municipal de la Memoria Histórica.

Esta decisión provocó una situación de malestar entre buena parte de los vecinos, quienes se niegan a que le cambien el nombre “de toda la vida” tanto a la plaza como a las calles Joaquín Benjumea, Periodista Aguilera y Poeta Antonio Arévalo. Sin embargo, no hay que olvidar que esta decisión responde al cumplimiento municipal de las leyes de Memoria Histórica tanto nacional como autonómica, una legislación que obliga a los consistorios de toda España a revisar sus calles para eliminar los homenajes a represores o asesinos de la Guerra Civil y de la dictadura.

Dada esta situación, y buscando un cauce dentro de la democracia participativa, la organización puso en marcha estas votaciones en las que, de los 1.600 folletos repartidos, han recibido 103 votaciones. Y los resultados han sido los siguientes.

Para la Plaza de Cañero, los vecinos optan por denominarla San Vicente Ferrer, tomando el nombre de la parroquia que preside la plaza. Para la calle Joaquín Benjumea, la opción más votada ha sido calle Párroco Bartolomé Blanco, quien “estuvo en los inicios de la Iglesia y ha sido una persona muy querida en el barrio debido a su grado de involucración”, apuntó la presidenta de la asociación, Mercedes López.

En tercer lugar, la calle Periodista Aguilera pasaría a llamarse, según los vecinos, calle de Las Pulidoras. Según apuntó López, “Cañero siempre ha sido un barrio de plateros y la profesión de la mujer era la de ser pulidora para traer algún dinero a casa”. Por último, la votación de la vía Poeta Antonio Arévalo ha sido la más reñida ya que ha ganado la opción de denominar a la calle Ana Claro Fuentes, quien fue una luchadora por los derechos de la mujer y que falleció en 2016.

Aunque el número de respuestas ha sido relativamente bajo en comparación a las viviendas que forman parte de la zona, la asociación vecinal ha agradecido la participación y ha confirmado que enviará al Ayuntamiento de Córdoba un informe sobre el resultado de estas votaciones para que lo tenga en cuenta cuando aplique la Ley de Memoria Histórica.

Etiquetas
stats