Urbanismo revisa cómo quedó el polígono de la Azucarera, abandonado en 2009

Pasillos de la Gerencia Municipal de Urbanismo | MADERO CUBERO

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) ha sacado a licitación un contrato que tiene como fin revisar y adaptar el proyecto de construcción de un polígono industrial en la antigua Azucarera de Villarrubia, que quedó interrumpido y abandonado con la llegada de la crisis en el año 2008. En estos ocho años, la Gerencia ha pugnado por, primero, que se reiniciaran las obras y, después, por conseguir ejecutar el avala para acabarlas desde lo público. Ahora, una vez que ya tiene en su poder un aval de más de diez millones de euros su objetivo es reiniciar los trabajos.

Antes, la Gerencia tiene que saber cómo está exactamente la obra y el proyecto. En ocho años ha cambiado la normativa, los materiales usados, los precios y también las necesidades. Por eso, ha decidido sacar a contratación la redacción de un proyecto de terminación de las obras. En total, ha previsto un presupuesto de 206.000 euros. El presidente de la Gerencia, Pedro García, firmó el 28 de diciembre el inicio del proceso de contratación. Hasta que no se encargue y se elija al equipo no se sabrá con exactitud cuándo se pueden reiniciar unas obras que llevan en espera ya casi una década.

El proyecto en la antigua Azucarera de Villarrubia, donde se iban a construir distintas pequeñas industrias de unos 100 metros cuadrados de tamaño, fue desarrollado hace más de una década. Una de esas industrias, Talleres Corral Mecanizados, fue la que denunció ante la Gerencia que la empresa encargada de desarrollar las obras, Hibernia, no había ejecutado los trabajos que previó iniciar en el año 2008 y que por tanto le está causando un grave perjuicio económico.

Hivernia está formada por dos empresas con problemas. Por un lado, Noriega, en liquidación. Por otro, Moreno SA, que ha superado ya varios EREs y que no atraviesa precisamente por una buena situación económica.

El Plan Especial de Reforma Interior, PERI-V1 de Villarrubia, fue aprobado en 2007. Ordena para uso industrial los terrenos de la antigua Azucarera y colindantes, con una superficie de 21,28 hectáreas y una edificabilidad de 150.000 metros cuadrados construidos. La actuación comprende conexiones externas como el paso superior sobre la liìnea de alta velocidad Madrid-Sevilla hasta la Carretera de Palma del Río.

Tras la paralización de las obras, el Ayuntamiento declaró el incumplimiento de la obligación urbanística que tenía el promotor, Anida, de hacer las obras y acordó realizarlas de forma subsidiaria. Para ello acordó ejecutar los avales depositados en la Gerencia para tal fin, un total de 10,5 millones de euros.

Etiquetas
stats