Urbanismo impedirá durante un año que Cosmos pida licencia

Protesta de la plataforma Córdoba Aire Limpio | TONI BLANCO
El consejo rector de la Gerencia iniciará este miércoles los trámites para modificar el PGOU y que la antigua cementera no pueda quemar residuos | La fábrica podrá seguir realizando la actividad actual, aunque el objetivo final es que sea declarada fuera de ordenación urbanística

A partir del miércoles, la cementera Cosmos no podrá solicitar ante la Gerencia Municipal de Urbanismo la licencia para poder incinerar (o valorizar) residuos. Ese día, el consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo dará por iniciados los trámites para modificar el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) con un objetivo: que ni Cosmos ni ninguna otra empresa pueda quemar residuos dentro del casco urbano de la ciudad.

El miércoles, el consejo rector tomará dos decisiones. La primera es regular los usos de la quema de residuos. El PGOU de 2001 no prevé nada sobre este asunto. Ni permite ni prohibe que se puedan quemar residuos en el casco urbano. Simplemente, no lo contempla. Así, a lo largo de estos años las fábricas podrían haber acudido a la Gerencia y este organismo estudiar una petición compleja. ¿Está permitido o no este uso? Ahora, el objetivo es despejar esta duda y que el uso esté prohibido. Hasta ahora, Cosmos no ha acudido a la Gerencia a pedir licencia para quemar residuos, a pesar de que cuenta con la autorización ambiental firmada por la Junta de Andalucía para hacerlo. A partir del miércoles, ya no podrá hacerlo.

El inicio de los trámites prevé que mientras se modifica el PGOU en este sentido se suspenderán de manera preventiva y durante un plazo de un año la concesión de este tipo de licencias para todo tipo de fábricas, no solo para Cosmos. A día de hoy, no hay ninguna empresa en la ciudad que lo haga. Pero en el futuro sí que podría haber compañías que apostaran por esta forma de generar electricidad. Sería el caso, por ejemplo, de la industria del cobre.

De manera paralela, el miércoles se activará un segundo procedimiento urbanístico en la Gerencia. En concreto, se trabajará en la zona de Chinales, donde se regulará exactamente qué es industria y qué es residencia, y cómo pueden convivir ambas concepciones. Según detalló el gerente de este organismo, Emilio García, se hará una “reintegración de usos industriales y generales para favorecer el bienestar de la población”. El presidente de la Gerencia, Pedro García, resumió que “ahora mismo la fábrica quedaría como fábrica. Podría hacer lo mismo que hasta ahora pero no se le permitiría ninguna nueva licencia para otra actividad hasta que no se definan los grandes usos”.

Es decir, Cosmos no podrá pedir licencia para incinerar y tampoco tendrá que cesar su actividad actual. En el futuro, cuando sea declarada fuera de ordenación (como persigue el segundo objetivo de la Gerencia) podrá “convivir” con el barrio. Su actividad actual está regulada. De hecho, cuenta tanto con licencia de obra como de actividad firmada por el propio Ayuntamiento. Lo que no está nada claro es qué podrá hacer en el futuro. Sobre el papel, seguir como está, pero su futuro crecimiento estaría estrangulado por el PGOU y las normas urbanísticas.

Pedro García, además, explicó que la pasada semana se reunió con los responsables de Cosmos y que “hemos abierto una vía de comunicación muy positiva para ver en el futuro como pueden desarrollarse los acontecimientos”.

En principio, el acuerdo que toma el miércoles la Gerencia es el del inicio de un estudio de planeamiento que estará concluido para los meses de enero o febrero, como muy pronto. Luego, tendrá que volver a ser aprobado por la Gerencia e incluso pasar por Pleno. Está previsto que los trámites duren al menos un año.

Etiquetas
stats