Urbanismo defiende que ya ha modificado mucho el proyecto inicial de la Cruz del Rastro

Infografía de cómo será la fachada según el proyecto presentado en la Gerencia.

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), Pedro García, ha salido al paso de las críticas de los vecinos de la zona de La Ribera que se han manifestado en contra del proyecto de construcción de un gran complejo hostelero con varios bares en un solar de la Cruz del Rastro, junto a la Ronda de Isasa, de la que ayer informaba CORDÓPOLIS.

En declaraciones a este periódico, García ha mostrado su comprensión frente a las reclamaciones vecinales, si bien ha lamentado que, al igual que con cualquier otro proyecto que aspire de forma legal a una licencia, Urbanismo tiene que “cumplir la ley”. “Nosotros no podemos decir a una licencia que cumple la ley que no se le da. Eso sería prevaricar”, ha manifestado el presidente de la gerencia.

García ha recordado que este proyecto proviene del Gobierno anterior, y ha remarcado que Urbanismo ya ha modificado mucho la idea inicial para ponerlo “más acorde con el espacio en el que va ubicado”. “El proyecto inicial que aprobó el PP era mucho más agresivo”, ha señalado García sobre un proyecto que se anunció en 2013, y en el que inicialmente se iban a invertir 3,5 millones de euros por parte de la inmobiliaria Barin.

A este respecto, García ha recordado que las licencias son actos reglados, y que “ése es un solar que en el plan general está destinado a una serie de funciones posibles”. “Con ese reglamento hay que cumplir la ley”, ha mantenido el presidente de la Gerencia de Urbanismo.

Actualmente, los vecinos tienen 20 días para presentar alegaciones a un proyecto que está sometido a información pública. Una vez que pase ese plazo, Urbanismo resolverá las alegaciones y finalmente decidirá si acepta o no la construcción de una iniciativa que se lleva planeando desde hace al menos una década.

Etiquetas
stats