UGT y CCOO piden “mano dura” para frenar la siniestralidad laboral

Concentración de UGT y CCOO contra la siniestralidad laboral.

UGT y CCOO de Córdoba se han concentrado este martes para recordar a los dos últimos trabajadores fallecidos la semana pasada, la primera de ellas por muerte súbita en un centro comercial y el segundo por un accidente traumático en Cabra. En total, ya son diez los trabajadores y trabajadoras que han perdido su vida este 2018 en el desarrollo de su actividad laboral en nuestra provincia. Una cifra que los sindicatos han calificado de “desorbitada”.

El secretario de Salud Laboral de UGT, Jaime Sarmiento, ha explicado que “son diez los que han fallecido según las cifras oficiales, pero hay otros que no computan por no estar dados de alta en la Seguridad Social”. En este sentido, Sarmiento ha asegurado que “con las dos reformas laborales y la reestructuración de los trabajos ha aumentado el estrés y se ha disparado el número de accidentes laborales, por lo que ha llegado el momento de exigir mano dura en las sanciones”.

En esta misma línea, el responsable de Salud Laboral de CCOO de Córdoba, Manuel Torres, ha apuntado que “esta situación está rozando ya unos límites insoportables” y ha recordado que “llevamos tiempo reivindicando que hay que tomar medidas políticas y derogar las dos reformas laborales que han generado tanta precariedad y estrés en el mundo del trabajo”. De hecho, “una de las dos personas que recordamos hoy murió por un incidente cardiovascular y la otra por un accidente con causas traumáticas, las dos más comunes”.

Por otro lado, Sarmiento ha expuesto algunas de las medidas que UGT ha planteado como “la participación de la fiscalía en la comisión provincial de riesgos laborales, que se abran los presupuestos autonómicos para que se investiguen todos los accidentes y que se incluyan en las evaluaciones de riesgo los estudios psicosociales”. Asimismo, el responsable sindical ha avanzado que “vamos a iniciar una campaña para que en la provincia de Córdoba se invierta dinero para que haya desfibriladores en las grandes empresas, en los centros comerciales o en puntos de encuentro, así como dar la formación necesaria para usarlos”.

En opinión de Torres “no podemos seguir así, no se puede ir a trabajar sin saber lo que nos va a ocurrir, por lo que la Administración tiene que tomar ya medidas y tenemos que exigir a los empresarios que cumplan con la legislación”. Finalmente, el responsable de Salud Laboral de CCOO de Córdoba ha afirmado que “quizá está llegando el momento de que, si no se toman medidas, los sindicatos tengamos que plantearnos otras acciones más contundentes para el próximo 28 de abril, Día Internacional de la Salud Laboral”.

Etiquetas
stats