UCOR entregará sus cuentas al Pleno si también lo hacen el resto de grupos

FOTO: MADERO CUBERO
El partido de Rafael Gómez pide “luz y taquígrafos” para todos los partidos políticos del Ayuntamiento y la Diputación

El partido del empresario Rafael Gomez, Unión Cordobesa, está dispuesto a entregar su contabilidad al Pleno del Ayuntamiento de Córdoba, tal y como le ha exigido su propio concejal, Carlos Baquerín. Pero ha puesto condiciones. UCOR dice que facilitará sus cuentas internas si también lo hacen el resto de grupos políticos que conforman el Pleno.

El concejal díscolo de UCOR, Carlos Baquerín, exigió conocer las cuentas de esta formación después de denunciar que el propio Rafael Gómez había sacado en efectivo los 70.000 euros que ha recibido el partido por parte del Ayuntamiento en concepto de gastos de funcionamiento interno. El edil también dijo que Gómez había sacado otros 30.000 euros de la cuenta del grupo político en la Diputación de Córdoba. El secretario del Ayuntamiento le dio la razón y en un informe aseguró que el Pleno podría solicitar la contabilidad de UCOR si así lo estimase, e instó a esta formación a facilitarle los números a Carlos Baquerín.

Ahora y a través de una nota de prensa, UCOR ha pedido “luz y taquígrafos” para todos los grupos municipales en el Pleno, “no sólo para Unión Cordobesa, sino también para aquellos que pudieran estar jaleando interesadamente la esperpéntica y políticamente indignante” actuación del concejal del partido Carlos Baquerín, en los últimos tiempos ante la opinión pública cordobesa. Esta formación, que es el principal partido de la oposición, dice que está “en disposición de facilitar cuanta información le sea requerida sobre los movimientos económicos de las asignaciones” pero “dentro de los cauces administrativos legales, que garantizan la objetividad y no utilización interesada por terceros de mala fe de dicha información”.

De este modo, UCOR pide que “no se produzca discriminación ni utilización partidaria de información reservada, considerando que toda la opinión pública cordobesa tiene derecho a conocer, no solo las cuentas del grupo municipal de Unión Cordobesa, sino de todos los grupos municipales”.

Ésta es la última vuelta de tuerca de un caso que ya ha llegado a los tribunales. El titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Córdoba ya ha citado al concejal díscolo de UCOR, Carlos Baquerín, a prestar declaración tras la denuncia de Rafael Gómez, que le acusa de “injurias” y “calumnias”. Baquerín reconoció el miércoles de la pasada semana que le había pintarrajeado un tachón a un cartel electoral con la fotografía de Rafael Gómez.

Por su parte, Carlos Baquerín ultima la recopilación de toda la documentación para llevar a la Fiscalía de Córdoba la contabilidad de UCOR. Baquerín acusa a Rafael Gómez de haber sacado en efectivo más de 100.000 euros del dinero público que recibe UCOR en gastos de representación por parte del Ayuntamiento y la Diputación.

Etiquetas
stats