El Supremo comunica a Urbanismo la sentencia de la celosía de la Mezquita a los siete meses de firmarla

Vano abierto tras la retirada de la celosía de Rafael de la Hoz

Han pasado siete meses desde que la Sala Primera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ratificase la sentencia que anulaba el permiso para retirar una de las cuatro celosías del muro norte de la Mezquita Catedral y lo haya comunicado de manera oficial a la principal administración competente en la materia, la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba. Esta semana ha entrado en el registro de la Gerencia la providencia firmada por los jueces, que ratifican dos sentencias anteriores que anulaban el permiso que concedió el gobierno andaluz para retirar una de las cuatro celosías de Rafael de la Hoz en el muro norte de la Mezquita Catedral de Córdoba con el objetivo de abrir una puerta que permitiera entrar y salir procesiones al monumento.

Hasta ahora, las únicas noticias que tenía la Gerencia de Urbanismo en Córdoba sobre la nulidad de la autorización administrativa (y la correspondiente licencia) para retirar la celosía las podía encontrar en la prensa. Oficialmente, los técnicos de la Gerencia no podían ejecutar el fallo judicial, ya que no conocían el contenido de la providencia. Ahora, y según ha podido saber este periódico, los técnicos se pondrán manos a la obra para tratar de decidir la próxima semana “con informes en la mano” qué hacer. Y la decisión es clave, ya que la Semana Santa está a las puertas y la interpretación de la providencia es fundamental para saber si la puerta abierta se puede usar o no. La puerta se abrió para facilitar la entrada y salida de procesiones durante la carrera oficial.

La provincia se comunicó a las partes implicadas en el contencioso en julio del 2021, la familia de Rafael de la Hoz y la Agrupación de Cofradías. Por eso, el fallo judicial no ha llegado a la administración hasta ahora, ni a la Gerencia, ni a la Consejería de Cultura de la Junta. El Cabildo tampoco tenía conocimiento oficial de la providencia. Las tres partes, no obstante, sí que conocen el contenido, pero han esperado al trámite necesario para poder tomar una decisión. La clave está en interpretar si al ratificar las sentencias y anular la orden, se puede usar o no la puerta abierta. Para más adelante es probable que se deje la decisión de si hay que reponer o no la celosía. La puerta se desmontó y se cortó en diez trozos. Ahora mismo, el vano sigue abierto en el muro norte de la Mezquita y tapado con un vinilo, una fotografía gigante de la celosía retirada.

A finales de enero, la Fiscalía Provincial de Córdoba comunicó el archivo de las diligencias de investigación abiertas para determinar si ha habido responsabilidad penal en la autorización de 2015 que firmó la Consejería de Cultura para permitir la retirada de la cuarta celosía de Rafael de la Hoz en el muro norte de la Mezquita. Esta retirada se hizo para añadir un nuevo uso al monumento: facilitar el tránsito de procesiones en el interior del templo durante la Semana Santa. En su archivo, la Fiscalía recuerda que el proceso en el Contencioso Administrativo cuenta con una sentencia que es firme: la nulidad de la autorización para la retirada de la celosía.

Etiquetas
stats