Condenado a 11 años de cárcel por agredir sexualmente a la hija de su pareja

Fachada principal de la Ciudad de la Justicia.

La Sección de Apelación de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha ratificado la sentencia de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba por la que condenaba a 11 años de cárcel a un hombre acusado de agredir sexualmente en reiteradas ocasiones a la hija menor de su pareja.

Según consta en los hechos probados del fallo judicial, el ahora condenado convivió durante 13 años en una con su pareja sentimental, y la hija de ésta, que era menor de edad. A partir del año 2012, cuando la niña tenía ocho años, sufrió por parte de J. A. M. tocamientos en distintas partes del cuerpo, como pecho, genitales, más intentos de felación, penetración y cunnilingus, aprovechando que la madre de la menor no estaba en el domicilio, ya que trabajaba de noche, según consta en el fallo judicial.

Siempre según la sentencia, ahora ratificada por el TSJA, en unas ocasiones J. A. M. se dirigía al dormitorio de la menor y, aprovechando que ésta se encontraba durmiendo, se introducía en su cama y le hacía cosquillas en la espalda y cuello para después pasar a tocarle los pechos y demás partes del cuerpo, hasta intentar penetrarla, desistiendo de ello sin conseguir su propósito. "En otras oportunidades las conductas del acusado hacia la menor tenían lugar en el dormitorio de la pareja, en cuya cama dormían el acusado y los dos menores, pese a que tenían las suyas en otra habitación", expone el fallo.

En estos años, el hombre intentó que la menor le hiciera una felación, algo que no llegó a consumarse por la fuerte oposición de la niña, según la sentencia. "Estos hechos continuaron repitiéndose en los años posteriores de forma frecuente, siempre por la noche, hasta que en el año 2016, contando la menor ya con 12 años, fue penetrada vaginalmente por el acusado, un día que, estando los dos solos en la casa el procesado se puso encima de ella", relata el fallo judicial.

"Prosiguieron después las penetraciones de la menor en análogas condiciones hasta que un día del mes de agosto de 2017 el acusado, cuando la penetró, eyaculó por primera vez en su interior, lo cual produjo una gran perturbación en la niña al pensar que pudiera quedarse embarazada, por lo que decidió contárselo a una prima de su edad aproximada", agrega el fallo judicial. "Estos hechos han producido en la menor un trastorno disociativo con pronóstico negativo, con alteración en el área de la sexualidad", afirman los jueces.

Por todo ello, este hombre ha sido condenadoen concepto de autor de un delito de abuso sexual continuado, con acceso carnal por vía vaginal, prevaliéndose de la relación existente con la víctima, a la pena de 11 años de prisión, así como a la inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena. También tendrá que indemnizar a la víctima al pago de 30.000 euros.

Etiquetas
Publicado el
21 de octubre de 2021 - 13:34 h
stats