Sin trabajo, sin indemnización y teniendo que devolver el paro

Protesta de los trabajadores de transportes Buytrago.
Los 40 trabajadores de la desaparecida empresa de transportes Buytrago viven atrapados en una red jurídica y administrativa tras la pérdida de sus empleos

En febrero de 2014, la empresa de transportes Buytrago echó el cierre y un millar de trabajadores en toda España se vieron en la calle, cuarenta de los cuales pertenecían hasta entonces a la firma que operaba en Córdoba en el Polígono de Las Quemadas. Sin su puesto de trabajo, los extrabajadores comenzaron a cobrar la prestación por desempleo que ahora, cumplidos los dos años, se les termina. Entretanto, el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que hizo la empresa fue finalmente declarado nulo por la Audiencia Nacional en noviembre de 2014 pero, para entonces, ya no existía empresa a la que los trabajadores se pudieran reincorporar. Y en este punto, las resoluciones judiciales y administrativas se cruzan produciendo una verdadera tela de araña burocrática en la que los trabajadores se encuentran atrapados actualmente.

De un lado, al cerrar la empresa, los trabajadores no vieron de su parte salarios ni indemnizaciones, ni antes ni después de declararse nulo el ERE, pese a que el administrador concursal llega a reconocer la obligación de pagar los salarios de tramitación de los trabajadores afectados por el ERE y una indemnización por su despido, aunque nunca llega a realizarse. Sin embargo, de otro lado, el Servicio Público de Empleo al tener conocimiento de que el ERE fue declarado nulo y, en teoría, los trabajadores percibirían sus salarios, comunica a los afectados que las prestaciones que han venido percibiendo en concepto de desempleo deben considerarse "indebidas" y les reclama la devolución de las mismas.

Sin trabajo, sin indemnización y, ahora, teniendo que devolver la prestación por desempleo. Esa es la situación en la que se ven la mayoría de estos cuarenta trabajadores de Córdoba, al igual que el resto del millar de empleados que tenía Buytrago en toda España. David Luque es uno de esos empleados que tenía la firma en Córdoba y que denuncia "el calvario jurídico y administrativo" en el que se ven envueltos. "Estamos en una situación en la que las administraciones nos dan la espalda, se están riendo de nosotros", dice desesperado por la situación.

"Llevamos dos años sin trabajo, hay compañeros que tienen que comer en comedores sociales, los recursos se agotan...", relata y, ahora, "nos reclaman el paro (la prestación por desempleo) que hemos recibido", dice indignado.

Sólo un puñado de estos cuarenta extrabajadores de Buytrago en Córdoba han encontrado un nuevo empleo. Los demás, han vivido con la prestación por desempleo en este tiempo y ahora ven reclamada por la administración la devolución de ese dinero. "No sabemos qué hacer", señala este trabajador que pide que las administraciones les escuchen.

Desde Madrid y a nivel nacional, CCOO trabaja en la defensa de todos los extrabajadores de Buytrago y, así como fue el sindicato quien impugnó el ERE que finalmente fue declarado nulo, ahora con los trabajadores "luchamos porque no tengamos que devolver el único dinero que hemos recibido para vivir en este tiempo", dice David. Su petición es que "no nos quedemos solos, callados y aceptando lo que nos digan las administraciones" porque, entienden, es una situación "totalmente injusta".

Etiquetas
stats