Trabajar menos, vivir mejor, preservar el planeta

.
Un estudio aboga por reducir la jornada semanal a 21 horas para mantener la prosperidad con criterios de sostenibilidad ecológica

Imaginen un mundo en el que la jornada de los funcionarios no fuese 37,5 sino 21. Un lugar en el que, hacia esa cifra mágica tendiesen todos los horarios de trabajo, de autónomos y asalariados a cuenta ajena. El investigador Florent Marcellesi ofreció anoche una charla en el IESA durante la que defendió esta solución para conseguir múltiples objetivos: mantener la prosperidad económica sin necesidad de explotar más la naturaleza.

Es más, la idea, según Marcellesi es especialmente potente porque casa las reivindicaciones clásicas de los sindicatos de clase europeos, tendentes a la reducción de la jornada laboral como derecho y al reparto del empleo, con las teorías decrecentistas que abogan por dejar de crecer económicamente a expensas de la explotación sin límite de los recursos.

“Es importante avanzar hacia una nueva redistribución del tiempo y, en este camino, apostar de forma decidida por la reducción de la jornada laboral”, escribe el investigador en el prólogo del libro 21 horas: Una semana laboral más corta para prosperar en el siglo XXI .

“Plantear una semana laboral de 21 horas es tomar a contrapié las propuestas de reformas laborales y de jubilación que nos empujan a trabajar y consumir cada vez más, como si el paro, la desigualdad o el agotamiento de los recursos naturales no estuvieran relacionados”. Y continúa. “Plantear una semana laboral de 21 horas no es solo un ejercicio de prospectiva: es también un ejercicio de realidad. Permite pensar en una nueva economía, baja en carbono y en la que nuestra huella ecológica se reduce de forma drástica”.

Una de las experiencias más destacadas es, a juicio de Florent Marcellesi, la reducción de cinco a cuatro días laborables en Utah en la administración pública. “Aquello logró reducir las emisiones de Co2 en cinco toneladas y se ahorró medio millón de barriles de petróleo”.

Etiquetas
stats