Los tornos del Arcángel fallaron por el modo atípico de venta de entradas

FOTO: MADERO CUBERO
La Liga de Fútbol Profesional dice que el problema estuvo en los suplementos para abonados, que no reconocían el software del sistema de entradas

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha detectado el problema en los tornos del Nuevo Estadio del Arcángel en la entrada del partido entre el Córdoba CF y el FC Barcelona. Según una nota recogida por el club en su página web, el fallo estuvo en el “modelo atípico” escogido por el Córdoba para la venta de entradas. Esto es, que los socios tuvieron que comprar un suplemento, que carecía de código de barras y por tanto no podía pasar por el torno. Por eso, el club recomendó a los abonados que portasen su carnet.

La cronología que realiza la Liga de Fútbol Profesional sobre lo sucedido es muy minuciosa: “A la apertura de puertas se detecta que los carnets de abono se leen correctamente pero no validan el acceso. Las entradas emitidas para público general se leen y validan correctamente. Tras realizar el análisis por el personal destacado en la instalación y contando en todo momento con el apoyo del club se constata que un parámetro de la aplicación que realiza el servicio de recogida de información de los tornos no es correcto”.

Prosigue la nota que “la aplicación AVET, que es el software que gestiona todo el proceso de ticketing y control de accesos, permite definir distintas configuraciones para un evento determinado. El modelo elegido para gestionar la venta de entradas para este partido es atípico, y si bien la aplicación es flexible para poder hacerlo, requiere de unas parametrizaciones adicionales. Al emitir una entrada a un abonado bajo este modelo de partido, el sistema inhabilita por defecto y de manera automática (es una elemental regla de seguridad), el abono como documento de acceso”.

Los problemas en los tornos del Arcángel es algo que está siendo estudiado por la propia Policía Nacional, encargada de velar por la seguridad de este tipo de acontecimientos deportivos. El club anunció por todos sus medios (web, redes sociales, radios) que abriría las puertas del Arcángel a las 18.30. Desde las 17.30 había miles de aficionados en el entorno del estadio que querían recibir los autobuses de los dos equipos. A las 18.00 comenzó a agolparse una multitud en unas puertas que permanecían cerradas y que no se abrieron hasta las 19.10. Cuando ocurrió los tornos estaban deshabilitados y los operarios del estadio cortaban las entradas a la antigua usanza.

Según la Liga, “en el momento de comenzar la entrada de aficionados se detecta un problema solo con los documentos de abonados, funcionando correctamente las entradas de público general. La solución para remediar esta situación consiste en cerrar el servicio, actualizar determinados parámetros de la configuración del partido y poner nuevamente el servicio en activo. Mientras se trabajaba en la solución, el responsable de seguridad tomó la decisión de abatir los torniquetes con el objetivo de evitar retenciones en el acceso y evitar potenciales problemas”, justifica la nota.

Etiquetas
stats