El tiempo del Miércoles Santo: la tarde más agradable en lo que va de año

Hermandad de La Estrella | TONI BLANCO

La segunda etapa de la Semana Santa, la del tiempo estable y las temperaturas agradables, llega a su máxima expresión, justo antes de iniciar el descenso hacia un Viernes Santo más propio de otoño-invierno.

Miércoles Santo de agradable calor

Este miércoles los termómetros cordobeses marcarán las temperaturas más altas en lo que va de año. Si ayer pasaron a la historia los 22.9 °C del 16 de febrero (la máxima fue de 23.7 °C), en la tarde de hoy volverá a marcarse nueva máxima anual. Tras una segunda mitad de marzo con máximas -ojo- casi 7 °C por debajo de la media histórica, este miércoles se situará 3-4 °C por encima. Tarde muy agradable, alejada de chaquetones y ropa de abrigo. Pero no se confíen. Es época de grandes contrastes.

Las mínimas se moverán en buena parte de la provincia entre los 6 y los 10 °C, más bajas sobre todo en la mitad norte, en Sierra, Pedroches y valle del Guadiato con puntos localmente entre los 2 y los 5 °C, y en el extremo oriental de la Subbética cordobesa, entre 3 y 6 °C.

Las máximas suben de nuevo. En el valle del Guadalquivir se situarán entre 24 y 26 °C.

En el resto entre 22 y 24 °C, excepto en: zonas del Alto Guadiato y los Pedroches, que rondarán los 20-22 °C, con puntos concretos que posiblemente no lleguen o solamente se queden en 20 °C, como en Cardeña o en el puerto del Calatraveño; y la mitad oriental de la Subbética cordobesa, en general en torno a 20-22 °C, pero por debajo de 20 °C en las sierras de Cabra, Carcabuey, Rute y Priego de Córdoba, localmente en zonas altas por debajo de los 18 °C.

Castañazo térmico desde el jueves

Esta época no da espacio a las sorpresas. Porque nos encontramos en el momento del año (junto a abril y octubre) en el que se dan este tipo de contrastes de temperaturas, no por su elevada amplitud diaria (que se da en verano, pero no lo notamos) sino más bien por (1) las características de las temperaturas (mínimas todavía frescas y sol por la tarde que empieza a picar) y (2) por la variabilidad primaveral, ya que estamos saliendo del invierno, camino de nuestro horroroso estío, y es época de cambios bruscos en poco tiempo.

No será ninguna sorpresa, aunque llamará la atención, el descenso de las máximas a partir del jueves. El viernes podría haber hasta 10 °C menos. La culpable será una masa de aire frío marítima polar. Y durar durará también poco.

Llega el (loco) entretiempo.

Fuente: AEMet / Meteociel.

Más información en el Facebook y el Twitter del Colectivo Meteofreak.

Etiquetas
stats