Así es el techo de palio de la Virgen de la Alegría, bendecido este domingo

Virgen de la Alegría, el Domingo de Resurrección de 2018 | ÁLEX GALLEGOS

La hermandad de Nuestro Señor Resucitado ha visto cumplido un sueño en la mañana de este cuarto domingo de Cuaresma, llamado de Laetare, con la bendición de su gran estreno para el último día de la Semana Santa: el techo de palio de María Santísima Reina de Nuestra Alegría. Esta parte del paso, que engrandece el patrimonio cofrade cordobés, sigue a la presentación en 2018 de la bambalina frontal que bordó, como ahora el techo, el taller de Jesús Rosado, en Écija -guía de Cuaresma y Semana Santa en Córdoba-.

El resultado es el de una gran obra en la que destaca como ya se pudo apreciar en el diseño de Rafael de Rueda una Gloria central en la que se representa la Resurrección de Cristo mientras que un ángel muestra a las mujeres el sepulcro vacío y que ha sido bordada en sedas de colores. Con unas medidas de 162 centímetros, es la Gloria más grande ejecutada por Jesús Rosado, que ha realizado un techo de palio de mucha riqueza y que calificó “de gran dificultad por la utilidad de varios soportes: mallas de bolillos, dos tejidos de otomán celeste y blanco”. “Soportes que representan la Inmaculada y la Asunción, mientras que la transparencia alude a la Encarnación”, añadió Rosado.

Más allá de la Gloria, el techo de palio tiene bordados en oro a realce con utilización también de plata fina. Los elementos que lo conforman siguen el estilo juanmanuelino, como todo el conjunto diseñado por Rueda. Además, en el 90 por ciento de las piezas está presente la hojilla y, como la bambalina frontal, cuenta con mucha pedrería en azul y blanco. Para la realización del techo de palio de la Virgen de la Alegría se han empleado 11 meses, seis de los cuales han sido dedicados a la citada Gloria, que Rosado señaló que está realizada “llegando a la máxima expresión de pintar a la aguja”, por todo lo cual en el taller del bordador ecijano está muy satisfechos con el trabajo entregado.

Muy contenta se encuentra también la cofradía del Resucitado, cuyo hermano mayor, Francisco Ruiz, señaló a este medio que el techo de palio “ha superado las expectativas que teníamos”. La gran pieza se bendijo en la parroquia de Santa Marina al finalizar la misa de 12:30 de este domingo. Y a continuación se presentó el cartel de la hermandad, obra de Julián Urbano, como ocurrió el año pasado, aunque en esta ocasión la protagonista del cartel es la Virgen de la Alegría. Para finalizar la mañana, la hermandad organizó un concierto de marchas a cargo de la Agrupación Musical Santísimo Cristo de Gracia.

Etiquetas
stats