David Charlín, uno de los presos más peligrosos de España, intenta agredir a los funcionarios de la cárcel de Córdoba

Prisión de Córdoba

David Charlín Mondragón, uno de los presos más peligrosos de las cárceles españolas, ya se ha hecho notar en Córdoba. El reo, condenado por matar a otro recluso con una raqueta de ping pong y un arma blanca de fabricación casera, ha protagonizado dos incidentes violentos en las últimas horas en la Prisión de Alcolea, donde ha sido trasladado hace unos meses desde Soto del Real.

Charlín Mondragón está clasificado en primer grado, incluido en los Ficheros de Especial Seguimiento (FIES), un estatus que en España solo tienen 25 presos. En los últimos años ha idod pasando de prisión en prisión tras protagonizar diversos altercados. En la última en la que estuvo antes de Córdoba, Soto del Real, provocó un incendio en su celda y amenazó de muerte a funcionarios y otros presos.

De este modo, su reputación de preso peligroso es tal, que su llegada a Córdoba ha hecho que en el centro se tomen medidas excepcionales. Según ha podido saber este periódico, se ha vaciado una galería para instalar allí a Charlín en solitario, dada su peligrosidad.

Sin embargo, el preso, natural de Cambados, no ha tardado en protagonizar un altercado violento en su nuevo destino. Ha sido este jueves. De los hechos informaba la asociación de funcionarios de prisiones Tu Abandono Me Puede Matar, que ha omitido en el comunicado la identidad del preso (aunque este periódico ha logrado situarlo en la prisión y como autor de los dos incidentes violentos de las últimas horas).

Rompe la puerta de la celda e intenta escapar amenazando con un pincho de fabricación carcelaria

Los hechos relatados por la asociación hablan de que éste habría roto la luminaria de cristal de su celda, haciendo impactar los cristales contra los funcionarios, al tiempo que amenazaba con "matarlos a puñaladas" y los retaba "a entrar en la celda". Siempre según los funcionarios, el preso "había defecado y restregado por el suelo y paredes los restos de heces", y habría logrado forzar la puerta hasta abrirla "unos 8 centímetros", lo suficiente como para que cediera el mecanismo y saliera al exterior "con un pincho de fabricación carcelaria". Ante esta situación, los funcionarios intervienen y logran reducir al reo en primera instancia.

Sin embargo, lejos de ceder en su actitud, este viernes por la mañana "volvía a protagonizar otro episodio violento forzando de nuevo la puerta hasta conseguir abrirla y posteriormente atrancarla", de manera que resultaba "imposible cerrarla desde los controles automáticos". Una vez más, el interno "sale al medio del pasillo de la galería retando, insultando y amenazando de nuevo a los que están en primera línea".

Lo hace con una barra de hierro obtenida de la ventana de la celda, por lo que, de nuevo, los funcionarios tienen que intervenir para "reducir al interno mientras lanza golpes y mordiscos, profiriendo todo tipo de amenazas de muerte hacia ellos".

Desde Tu Abandono Me Puede Matar han lamentado que los funcionarios de prisión hagan frente a este tipo de situaciones "sin formación alguna por parte de la Administración y sin medios adecuados, poniendo en peligro su propia vida e integridad física". 

Etiquetas
Publicado el
11 de abril de 2021 - 06:00 h
stats