“Sube al coche si no quieres que te pase nada a ti ni a los niños”

.
El fiscal pide ocho años de prisión para un hombre que secuestró a su ex pareja y a sus hijos, y que luego la agredió

El Ministerio Fiscal pide una pena de ocho años de prisión para M. M. S, de 36 años, acusado de un delito de detención ilegal, otro de agresiones y un tercero de quebrantamiento de una orden de alejamiento. Según la calificación del fiscal, este acusado, vecino de Peñarroya-Pueblonuevo, secuestró a su ex pareja y a sus hijos, los obligó a subirse en el coche de ella, a traerlo a Córdoba y luego a regresar al municipio del Valle del Guadiato, donde la agredió.

"Sube al coche si no quieres que te pase nada a ti ni a los niños, y haz todo lo que yo te diga". De esta manera, según la calificación del fiscal a la que ha tenido acceso este periódico, obligó el acusado a su ex mujer a subir al coche. Los hechos ocurrieron el 10 de agosto de 2011, sobre las 21.30. Ese día, M. M. S. había recibido la orden de alejamiento sobre su ex pareja, a la que no podía acercarse en un radio menor a 150 metros. A pesar de ello, acudió al domicilio de la mujer y tras entrar en la casa cogió a los niños, las llaves del coche de su ex pareja y se subió en el vehículo. Una vez dentro, clavó una navaja en el salpicadero y amenazó a la mujer.

Tras escuchar la amenaza, la mujer se subió al coche y condujo hasta Córdoba. En la capital, el hombre se bajó, siempre acompañado por uno de los niños, y realizó "unas gestiones", según la calificación del fiscal. A la vuelta, y a la altura de Espiel, se inició una discusión con el coche en marcha. El acusado rompió la luna delantera del vehículo de un golpe y comenzó a amenazar a la mujer con tirar del freno de mano y a decir "que se iban a matar los cuatro por el puente", según la calificación del fiscal.

Una vez en Peñarroya-Pueblonuevo, y a la altura del hotel El Sol, el hombre tiró del freno de mano, paró bruscamente el vehículo y comenzó a golpear a su ex pareja en la frente, en la boca y en el ojo. Luego, se bajó con una botella de cerveza comenzó a golpear también el coche. La mujer tuvo que ser atendida al sufrir un politraumatismo y el hombre fue detenido al día siguiente. El juez lo mandó a prisión el 11 de agosto pero salió de la cárcel a la espera de juicio el 12 de enero de este año.

La vista se desarrollará el próximo 4 de diciembre en el Juzgado de lo Penal número 2 de la Audiencia Provincial de Córdoba.

Etiquetas
stats