Subastan bienes de Prasa tasados en casi 70 millones

Esquina de la calle Gondomar con Gran Capitán, sede de Prasa | MADERO CUBERO
Corresponden a 331 parcelas urbanizables en la localidad onubense de Aljaraque, donde la constructora inició en el año 2003 la megaurbanización “La Monacilla” con 287 hectáreas de terrenos para 1.776 viviendas y un gran campo de golf

En el año 2003 la urbanización “La Monacilla” era un gran proyecto inmobiliario, 287 hectáreas de terreno para 1.776 viviendas, con campo de golf diseñado por José María Olazábal. Doce años después, una notaría de Huelva anuncia la subasta, por deudas, de cerca de 331 parcelas urbanizables, propiedad de la constructora cordobesa Prasa, que inició esta aventura inmobiliaria con Procam SL, vinculada a la Caixa Catalunya. El valor de tasación de cada parcela ronda los 210.000 euros, lo que lleva el montante total de los bienes a subasta a casi 70 millones de euros y cientos de miles de metros cuadrados que salen ahora al mejor postor.

El anuncio de subasta se publicó el pasado 20 de julio en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en donde, a través de las 69 páginas, se detallan las características de las 331 parcelas, de unos 810 metros cuadrados de media, y se indica que la puja se celebrará a partir del próximo día 14 de septiembre, ya que, dado el número de bienes que salen a subasta, no se descarta que pueda prolongarse durante más de un día, según consta en el anuncio del BOE, en el que se especifica que la entidad acreedora es el Banco Santander y se avisa a otros acredores, entre los que figuran la Junta de Andalucia (por distintas afecciones fiscales), el Ayuntamiento de Aljaraque-término municipal en el que se ubica la urbanización- y la Agencia Tributaria, a los que se invita a la puja.

Siempre según el texto del anuncio, la subasta contempla la venta de 331 parcelas de terreno edificable que se distribuyen en 37 manzanas urbanísticas, correspondientes al Plan Parcial PPR-11 en la urbanización “La Monacilla”. Este proyecto aún figura en la página web de la constructora cordobesa, en cuya información se señala que las obras de urbanización comenzaron en el año 2003 y finalizaron tres años después. Un año después, en 2007, comenzó la venta de las viviendas, cuya entrega estaba prevista en 2009. La primera fase, según la web, se vendió en su totalidad. Junto a éstas, un campo de golf de primer nivel para “un proyecto inmobiliario único en su especie”, ubicado entre las playas de Punta Umbría, El Portil y El Rompido y con una previsión de 1.776 viviendas, parcelas independientes y chalets pareados que, por lo que parece, ha acabado convirtiéndose en otra víctima del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Etiquetas
stats