La sorpresa del Consejo de Ministros: subirá el IBI de Córdoba

Cristóbal Montoro, tras el último Consejo de Ministros.

Después de meses de debates, de que el PP recogiera firmas en Córdoba contra la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y hasta de que Ganemos condicionara su voto favorable a que se congelara esta tasa, el Consejo de Ministros tenía reservada una sorpresa: el IBI subirá en 2017. En su reunión del viernes, el Gobierno aprobó una propuesta del Ministerio de Hacienda dirigido por Cristóbal Montoro: actualizar con fecha de 1 de enero de 2017 los valores catastrales de 2.452 municipios de España, entre los que está Córdoba.

La subida del IBI estaba pendiente de que hubiese Gobierno para aplicarla. De hecho, el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó una norma de obligado cumplimiento que ordenaba a todos los ayuntamientos de España que no lo hubieran hecho que actualizaran su catastro. Córdoba lleva sin actualizar el catastro (la base que sirve para calcular el precio de las viviendas y por tanto el IBI que han de pagar sus propietarios) desde el año 1995, el último del mandato de Herminio Trigo. El Gobierno aprobó su ley en 2012 y dio tres años a los ayuntamientos para adaptar el catastro.

Ahora, el Gobierno actualiza automáticamente el catastro de Córdoba y, por tanto, sube el valor de las viviendas. El Pleno del Ayuntamiento aprobó una compensación para tratar de enjugar la actualización catastral. No está claro si finalmente la compensación será suficiente para enjugar la subida catastral, que dependerá del tipo de vivienda. También de cómo el Ayuntamiento compensa a los hogares la actualización catastral, que se ha ido imponiendo progresivamente desde el año 2012.

Según la nota del Ministerio de Hacienda, "la aprobación de los coeficientes de actualización de los valores catastrales para 2017 supone una medida que tiene una repercusión inmediata en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles ya que dicho impuesto se devenga el 1 de enero de cada año natural". Además, el departamento que dirige Montoro justifica que "la medida resulta necesaria dado que contribuye a reforzar la financiación municipal, la consolidación fiscal y la estabilidad presupuestaria de las entidades locales". Es decir, para que recauden más dinero con el que poder sanear sus cuentas.

Además del Ayuntamiento de Córdoba, varios municipios de la provincia tienen pendiente una revisión de su catastro, algo que ya publicó el Boletín Oficial del Estado (BOE). Estos ayuntamientos son el de Almedinilla (su última revisión fue en 1998), Encinas Reales (2001), Fuente Palmera (2010), Guadalcázar (2008), Iznájar (2001), La Victoria (2008), Luque (1998), Montalbán (1998), Montemayor (1998), Montilla (1997), Nueva Carteya (2003), Palenciana (2001), Palma del Río (2009), Puente Genil (1996) y San Sebastián de los Ballesteros (2008).

Etiquetas
stats