Sorprenden a un ladrón que se había escondido en el falso techo de una tienda

El sospechoso, al verse descubierto, intentó escaparse, pero finalmente fue arrestado; la Guardia Civil interviene numerosos objetos en su casa de Palma del Río

La Guardia Civil ha detenido in fraganti en Palma del Río a un vecino de localidad de 49 años como supuesto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas. Según ha informado a través de una nota de prensa, el instituto armado venía detectando desde primeros del pasado mes de octubre un incremento en las denuncias por la comisión de delitos contra la propiedad, principalmente robos con fuerza en las cosas en viviendas y establecimientos comerciales ubicados en el interior del casco urbano de Palma del Río, donde el objetivo principal eran objetos de poco peso y que tuvieran fácil venta.

Las inspecciones oculares efectuadas en las viviendas y locales donde se habían cometido los robos permitió a la Guardia Civil comprobar que los supuestos autores para acceder al interior del inmueble habían utilizado un modus operandi muy similar, lo que hizo sospechar a los investigadores que pudiera haber sido cometidos por la misma persona.

Ante ello, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio orientado a la identificación y detención del supuesto autor, dispositivo que permitió identificar plenamente al sospechoso, que resultó ser un vecino de Palma del Río de 49 años y proceder a su detención sobre las 5.20 del pasado 3 de noviembre, gracias a la colaboración ciudadana, tras recibir un aviso en el Puesto de Palma del Río que en un establecimiento dedicado a la venta de ropa, pudiera estar cometiéndose un robo.

Inmediatamente, una patrulla de la Guardia Civil se trasladó al lugar indicado, observando el bombín de la cerradura había sido arrancado y la puerta de entrada había sido forzada. Ante ello, y al sospechar que el autor pudiera encontrarse aún en el interior del establecimiento, los agentes decidieron acceder al mismo, localizando en el interior del cuarto de baño a una persona que intentaba ocultarse en el techo del mismo, teniendo que realizarle varias advertencias de que depusiera su intención de darse a la fuga.

El detenido, tras ser identificado, resultó ser el sospechoso, conocido por sus amplios antecedentes policiales, el cual portaba entre otros efectos un teléfono móvil que había sustraído del establecimiento. En el registro practicado en el interior del domicilio del detenido, la Guardia Civil localizó numerosos efectos que están siendo objeto de estudio, entre ellos varios teléfonos móviles, un DVD, varios ordenadores portátiles y videoconsolas, así como numerosas herramientas, que el detenido no pudo acreditar su legítima propiedad.

Etiquetas
stats