Solidaridad para hacer la vida más fácil a personas dependientes

Una persona mayor dependiente, acompañada de su cuidadora | PIXABAY

Diez familias de Córdoba con bajos recursos y algún miembro con problemas de movilidad se van a ver beneficiadas del acuerdo al que han llegado Cáritas Diocesana junto con la Red de Reparadores de Mapfre y Leroy Merlin para cambiar la bañera de su casa por un plato de ducha que haga más fácil el aseo de estas personas.

El acuerdo, que ha sido firmado este martes, pone en colaboración a la mano de obra de Mapfre con los materiales proporcionados por Leroy Merlin para hacer el cambio de bañera a plato de ducha a diez familias que han sido designadas por Cáritas entre las que habitualmente necesitan de su servicio de ayuda a domicilio y no cuentan con ingresos suficientes.

Así, la selección de las familias que van a disponer de esta ayuda se ha realizado a través de los trabajadores sociales de Cáritas que trabajan con familias en riesgo de exclusión social y bajos ingresos económicos, donde contabilizan un centenar de personas mayores dependientes y 55 personas con discapacidad.

Las familias están repartidas en cinco barrios de la ciudad: Margaritas, Fuensanta, Sector Sur, Palmeras y Guadalquivir, según ha informado la directora de Cáritas en Córdoba, María Dolores Vallecillo y las obras que se van a llevar a cabo en sus casas tendrían un valor de unos 70.000 euros en el mercado.

Esta iniciativa, que surge de la colaboración dentro de la política social de las dos empresas colaboradoras, se desarrollará a lo largo de este año y pretende ser un primer paso para que pueda ser replicada en otros puntos del país, dado que las tres entidades tienen implantación en todo el territorio nacional, según han apuntado desde Leroy Merlin y Mapfre.

Etiquetas
stats