UGT y CCOO llegan a un acuerdo con la gestora del servicio de ambulancias para recuperar a trabajadores

Almacén de ambulancias de SSGA.

Los sindicatos UGT y CCOO han llegado a un acuerdo con la empresa que asumió recientemente la gestión del servicio de ambulancias en la provincia de Córdoba para los próximos cuatro años para “recuperar a trabajadores de la anterior adjudicataria del servicio”, que no habían sido contratados por la nueva sociedad, la UTE denominada TSI Córdoba, que está formada por las empresas Servicios Sociosanitarios Generales de Andalucía SL y Ambulancias M. Pasquau SL.

De esta forma, según han informado ambos sindicatos en un comunicado conjunto, se ha buscado “dar una salida a la situación generada tras el cambio de empresa y la falta de derechos legales existentes para algunos de los trabajadores de la empresa que asumió el servicio en la anterior licitación”, y ahora, en base a “lo pactado con la nueva empresa adjudicataria del servicio, se ofrecerá a 38 trabajadores acogerse a una serie de medidas”, para incorporarse a diferentes puestos.

En este contexto, los sindicatos han criticado “las serias dificultades para el inicio del servicio” que ha debido afrontar “TSI Córdoba, debido a las continuos recursos presentados por la otra licitante, la UTE Consorcio de Transporte Sanitario de Córdoba”, así como por “la manipulación que se está haciendo de la opinión pública” por parte de “los antiguos directivos de las empresas” que componían la anterior adjudicataria “y sus familiares, con la ayuda de algunos representantes políticos que, mal informados, pretenden arrogarse una representatividad de la que carecen”.

Finalmente, según han señalado CCOO y UGT, “el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) resolvió que no existía motivo para suspender la ejecución del nuevo contrato” para prestar el servicio, que “suponía contar con una flota de 118 vehículos de transporte sanitario con menos de diez años de antigüedad”, que “en Córdoba ya circulan”.

Respecto a “los problemas con las contrataciones” de algunos trabajadores de la anterior adjudicataria, UGT y CCOO han anunciado haber alcanzado el referido acuerdo con la UTE TSI Córdoba, “a pesar de que gran parte de los empleados no están sujetos, según convenio, a una subrogación, siendo la mayoría directivos de la antigua empresa o hijos y familiares de los mismos, trabajadores no adscritos al servicio objeto de adjudicación, trabajadores que no tienen título que les habilita para prestar servicios a los usuarios con las debidas garantías, o de categorías profesionales que no son necesarias para la prestación del servicio, como informáticos o limpiadoras”.

A pesar de ello, en el acuerdo cerrado por UGT y CCOO con la nueva empresa adjudicataria del servicio “se ofrecerá a 38 trabajadores acogerse a una serie de medidas. En el caso de personal que trabajaba en la anterior empresa en un puesto de trabajo que no requería de titulación, pero que se encuentran en posesión de la de Técnico de Emergencias Sanitarias (TES), se les ofrece la reubicación de sus puestos de trabajo, medida que afecta a ocho trabajadores”.

Junto a ello, “al personal carente de esta titulación, medida que afecta a siete trabajadores, se les ofrece el traslado a instalaciones de la compañía en la provincia de Córdoba dónde se requiere de este personal” y, por otro lado, “en el caso de concesiones pactadas de excedencias con compromiso de reincorporación firmadas con la anterior empresa, se ofrece la posibilidad de que obtengan previamente la titulación correspondiente y se puedan integrar en la nueva plantilla como TES conductor. Esta medida afectaría a 17 trabajadores”.

En el caso de “personas cuyo trabajo en la anterior empresa requería de la titulación correspondiente, la nueva empresa ofrecerá una bolsa de empleo, a la que podrían sumarse estos 13 trabajadores con titulación en Técnico de Emergencias Sanitarias, y que cubriría las necesidades que surgieran en el servicio en el conjunto de la provincia”.

Finalmente, la empresa estaría dispuesta a “reincorporar, con contratos indefinidos, a dos personas con titulación de Técnico de Emergencias Sanitarias, sin perjuicio de que se abra un periodo de acreditación para posibles nuevas incorporaciones a este grupo”. Esta medida, según han señalado los sindicatos, “se produciría a pesar de no tener derecho a ser subrogados”.

UGT y CCOO han recordado también que, “a día de hoy, la mayoría de las empresas cesantes en el servicio adeudan a los trabajadores que tenía antes de la subrogación del servicio de ambulancias los últimos días de trabajo y la liquidación de la parte proporcional de la paga extraordinaria, como han denunciado los sindicatos. A pesar de ello y de la posible responsabilidad de la nueva empresa, los sindicatos UGT y CCOO hemos conseguido que la subrogación se lleve a cabo”.

Etiquetas
stats