El cierre perimetral de todas las provincias de Andalucía ha llevado a que la Mezquita-Catedral y su entorno luzcan este sábado una imagen muy alejada a la de hace dos años, cuando los turistas llegaban en masa a la ciudad y muchos cordobeses se iban a hacer turismo fuera de su tierra. 

Para intentar revivir el entorno de la Judería, el Cabildo Catedralicio de Córdoba aprobó la apertura del monumento para las visitas turísticas desde el pasado viernes. Las familias y pequeños grupos de jóvenes han sido los encargados de dar vida a la Mezquita-Catedral, aunque la restauración y demás comercios de la Judería necesitan mucho más para volver a funcionar. Los cocheros de los carruajes de caballos sí han observado un mayor movimiento que entre semana, aunque en sus bolsillos apenas lo han notado. Los hoteles continúan cerrados, y así seguirán durante Semana Santa, y el bar Santos es el único que consigue reunir a su alrededor a un mayor grupo de personas, aunque muy lejos de los que este mítico establecimiento ha congregado en estas fechas.

Etiquetas
Etiquetas
Publicado el
27 de marzo de 2021 - 18:43 h