Saetas en los balcones en Semana Santa: así se presenta Judería, la nueva asociación de los empresarios de la zona

Presentación de la Asociación de la Judería

El tejido asociativo cuenta con una nueva asociación: Judería, formada exclusivamente por empresarios de esta zona de Córdoba, tal vez la más castigada por la crisis del coronavirus dado que su principal fuente de ingresos es el turismo. Cansados de esperar, y tras más de 13 meses de inactividad, estos empresarios han decidido dar un paso adelante y se proponen fomentar todo tipo de iniciativas para que el cordobés se sienta turista en su ciudad y viva esta zona de Córdoba.

Así, la primera actividad que realizarán será en Semana Santa, cuando 13 balcones de tabernas, restaurantes y alojamientos turísticos abrirán sus puertas a artistas para cantar saetas. Los pases serán el Domingo de Ramos, de 13:00 a 15:00 y de 19:00 a 21:00 y el Jueves y el Viernes Santo, de 19:00 a 21:00. Tal y como explica la presidenta de la asociación, Laura Roda, los 103 asociados forman parte de los sectores del pequeño comercio, artesanía, guías turísticos, museos privados, hospedaje, hostelería y tablaos flamencos; "un sector que por donde está colocado ha quedado en el olvido".

Ha asegurado que los distintos establecimientos "todavía no han recibido ni un euro de las ayudas que se anuncian" y "si la hostelería lo está pasando mal en la ciudad, más aún en esta zona" de Córdoba. De los 274 negocios, entre semana abren cuatro y durante los fines de semana, tan sólo 31. "El que abre lo hace por salud mental, no por sacarle rentabilidad, y muchos se han quedado en el camino".

La crítica situación ha llevado a que este centenar de empresarios haya decidido unirse "para desarrollar un planteamiento para el único público que podemos recibir ahora: el cordobés, el que siempre ha querido presumir de su Judería. Qué mejor entorno que este porque está desierto". La asociación ya se ha reunido hasta en tres ocasiones con el alcalde de Córdoba, José María Bellido, a quien le han pedido "una discriminación positiva al igual que se está implantando un protocolo de vacunación para las personas que más riesgos tienen" de contraer la enfermedad.

Además, la organización ha denunciado que la caída del turismo ha provocado "una dejadez en el barrio: ya no se cuida como antes, tiene carencia de iluminación y, a veces, de seguridad, que en su momento la daban esos negocios que ahora están cerrados". Aunque muchos negocios han podido reconvertirse para poder seguir ofertando su servicio, Roda ha explicado que ese proceso es inviable en la Judería: "¿Cómo se reinventa un pequeño comercio de souvenirs que vive del flujo del comercio? Eso es imposible". La falta de veladores para los restaurantes es, a juicio de Roda, otro hándicap para que los cordobeses no consuman en esta zona.

Etiquetas
Publicado el
23 de marzo de 2021 - 17:37 h
stats