El Papa ordena a la Iglesia investigar dos casos de abusos denunciados en Córdoba

El Papa Francisco.

El Papa Francisco ha ordenado a la Conferencia Episcopal Española que investigue 251 casos de abusos sexuales a menores presuntamente cometidos en el seno de la Iglesia. Estos casos provienen de una investigación periodística de El País e incluyen dos situaciones concretas en Córdoba.

El pasado 2 de diciembre, el corresponsal de El País en Roma, Daniel Verdú, entregó al Papa Francisco una investigación periodística, en forma de dossier, de 385 páginas, durante el vuelo que llevó a Bergoglio a Chipre, y que recoge 251 nuevos casos de abusos a menores en la Iglesia española. Esos casos aparecen en un listado divulgado por el periódico donde encajan los dos casos de la provincia de Córdoba que, según los expedientes, no habrían sido denunciados ante la justicia ni, por tanto, juzgados.

En concreto, la información se refiere a un caso del año 2015 y a otro de los años sesenta del siglo XX. El primero, según El País, habría tenido lugar en la iglesia de San Andrés de Córdoba y sobre el mismo no ha trascendido nada más. El segundo en el colegio La Salle de Córdoba, en el curso 1965-1966. El acusado no aparece con su nombre, sino con un monte: La P.

La pasada semana, Bergoglio entregó a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que centralizará la investigación de estos casos inéditos. Posteriormente, el informe fue entregado al presidente de la Conferencia Episcopal, Juan José Omella, quien dio traslado al tribunal eclesiástico de Barcelona.

En la provincia de Córdoba ha habido casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes que han sido juzgados y que han acabado en condenas. En el año 2003, un sacerdote que ejercía en Peñarroya-Pueblonuevo fue condenado a 11 años de cárcel por abusar de ocho menores de entre ocho y 11 años. Este sacerdote no fue apartado de la iglesia, sino que acabó trabajando en el Archivo de la Diócesis, tal y como publicó este medio en el año 2014.

Otro cura fue condenado a cinco años y un día de cárcel por abusar de una niña en la iglesia de Villanueva del Duque. Este sacerdote tenía antecedentes penales por haber militado en una organización de ultraderecha en Cataluña. El sacerdote siguió dando misa hasta que la sentencia fue ratificada. El Obispado apartó inicialmente al cura de su iglesia original, pero no del sacerdocio.

La última condena fue la de un fraile, de la orden franciscana, que era profesor. Este fraile impartía clases de Religión y fue condenado a 20 años de cárcel por abusar de cuatro de sus alumnas, que eran menores de edad. Los hechos habrían ocurrido entre los años 2012 y 2014.

Etiquetas
stats