Ordenan el desahucio de una pareja y su hija de dos años de un piso de un banco en plena ola de calor

Protesta contra los desahucios en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

Gema y Fran son una pareja de cordobeses, con 21 años cada uno y una hija que cumple ahora dos años. Desde hace uno viven en un piso de un banco en Córdoba, que quedó vacío después de una ejecución hipotecaria. Ante la falta vivienda, decidieron acondicionar el piso que había sido vandalizado y vivir allí con su hija. Ahora, en plena ola de calor con temperaturas máximas muy por encima de los 40 ºC durante toda la semana, este miércoles 13 de julio deben abandonar el piso por orden de un juez para cumplir el lanzamiento a petición del Banco Sabadell, propietario del inmueble. Los afectados y la plataforma Stop Desahucios explican a este periódico que hasta última hora intentarán buscar una suspensión por parte del juzgado. Gema y Fran ofrecen pagar un alquiler social a la propiedad del piso, argumentando que no se niegan a pagar, pero no tienen otro lugar donde vivir, ni ellos ni su hija.

Actualmente, Gema y Fran no tienen empleo. Él trabaja por “días sueltos” en la construcción y ella está “a la espera de la ayuda” que pueda recibir la administración, después de haber agotado el paro al que tenía derecho la pareja y con una hija a cargo. Cuentan que “no nos negamos a pagar un alquiler social”, que es la solución que buscan desde hace semanas y que hasta última hora se estaba planteando como vía de salida para no verse en la calle con su hija, precisamente, en estos días donde un lugar donde guarecerse es vital por las altas temperaturas en Córdoba.

Desde Stop Desahucios han denunciado en los días anteriores la situación de esta pareja y han abogado por lograr una suspensión del lanzamiento del piso vacío y vandalizado de un banco, de manera que se pudiera abrir una vía de diálogo con la entidad bancaria para plantear el alquiler social. Por otra parte, Gema y Fran también han acudido a Servicios Sociales del Ayuntamiento y la Oficina de la Defensa de la Vivienda, donde conocen su situación y trabajaban para ofrecer una solución habitacional como la que suele darse en estos casos de emergencia, si finalmente se cumple el lanzamiento de la que hasta ahora es su hogar.

“Pagar un alquiler social”

Gema y Fran aseguran que no cuentan con otra alternativa de un techo. “Estoy muy agobiada, con mucha presión”, acierta a decir a Cordópolis la joven. Y repite la solución que reclaman: “un alquiler social, que no nos negamos a pagar”.

Por su parte, desde Stop Desahucios han denunciado “públicamente al Sabadell ante su negativa a conceder un alquiler social a esta familia sin alternativa habitacional”. Aseguran que Gema y Fran han comunicado al banco que quieren llegar a un acuerdo, presentando el informe de su situación por parte de Servicios Sociales. “Todo el mundo sabe nuestra situación, lo que esperamos es una solución”, dice Gema en un vídeo publicado por la plataforma antidesahucios en sus redes sociales.

La pareja sostiene que han convivido sin ningún problema con el vecindario “-superbien”, dice ella-, y repiten que no tienen alternativa para vivir, por lo que intentarán “resistir, que no nos echen a la calle, o por lo menos que nos den una vivienda... No puedo con mi hija irme a la calle, debajo de un puente. No, ella duerme aquí”.

De momento, hasta última hora de la tarde de este martes, no había noticias del juzgado sobre la petición de paralizar o suspender el lanzamiento. En base a ello, la plataforma Stop Desahucios abordaba en esas horas en su asamblea las acciones que tomarían ante el lanzamiento ordenado para este miércoles.

Etiquetas
stats