Más luz natural y accesibilidad en la Unidad de Oncología Radioterápica del Reina Sofía, reformada ante el aumento de pacientes

La consejera de Salud y Consumo de la Junta, Catalina García visita el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Reina Sofía

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha visitado esta mañana el servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Reina Sofía, en cuya reforma integral se han invertido 2,3 millones de euros. García ha anunciado, además, que esta reforma se completará con la renovación de otros dos aceleradores antes de agosto de 2023, en la que se invertirán 5,4 millones de euros procedentes del Plan Inveat. 

La consejera ha señalado que “esta intervención pone de manifiesto el compromiso de la Junta de Andalucía con los pacientes oncológicos y viene a dar respuesta al incremento de personas que requieren este tipo de asistencia y que en estos momentos en Córdoba supone la atención a unos 400 pacientes al día, entre las personas que reciben tratamiento y las que acuden a su cita en una de las 12 consultas que existen en este servicio, tres de ellas de Enfermería. Por tanto, gracias a intervenciones como ésta logramos mejorar la calidad asistencial y la comodidad de pacientes y profesionales”.

Concretamente, las obras, que comenzaron en agosto de 2020 y terminaron a principios de este año, han consistido en la construcción de un búnker para la instalación de un acelerador lineal de electrones de última generación y la ampliación y reforma de la unidad, que ha pasado de ocupar una superficie de 700 metros cuadrados a los 1.300 actuales. Esta ampliación se ha destinado fundamentalmente a las zonas comunes. Así, se han mejorado las zonas de acceso y de paso, se han mejorado los vestuarios de pacientes, el área de espera y el área de tratamiento, así como la instalación de un ascensor que comunica este servicio con el resto del hospital.

En este sentido, las obras de reforma han tenido muy en cuenta elementos como la luz natural, la amplitud y distribución del espacio y la accesibilidad, lo que permite que, en la actualidad, se pueda garantizar la diferenciación de circuitos infantiles y de adulto, así como separar los procesos y fomentar la intimidad de los pacientes.

Equipamiento

Además de la mejora espacial, la unidad ha sumado nuevo equipamiento tecnológico. De hecho, la primera fase de la obra consistió en la construcción de un búnker para la incorporación de un equipo de última generación (Acelerador Lineal de Electrones) donado por la Fundación Amancio Ortega, lo que permitió pasar de los cuatro aceleradores con los que contaba el servicio a los cinco actuales. 

Este nuevo equipo, según destaca la directora de este servicio, Amalia Palacios, “supone una mejora sustancial para los pacientes que requieren este tipo de tratamientos, ya que nos ha permitido atender a más pacientes y en condiciones de mayor calidad y comodidad”. La principal característica que aporta este equipo es superar la precisión conseguida en la administración de los tratamientos (que ya era bastante alta), ofreciendo dosis más elevadas en menos sesiones, con el objetivo de lograr un mayor control local de la enfermedad y mejorar la supervivencia de muchos tipos de tumores. 

Este tratamiento forma parte de la cartera de servicios que ofrece el centro cordobés, en el que se aplican todas las técnicas radioterápicas existentes hoy día para el óptimo tratamiento de los tumores. En esta línea, destaca que uno de los cinco aceleradores lineales es portátil, el único que existe en Andalucía y que se utiliza para realizar radioterapia intraoperatoria (INTRABEAN). Actualmente, este tratamiento se aplica en tumores de mama, sistema nervioso central y cavidad pélvica.

Además de este equipamiento, la consejera de Salud y Consumo ha anunciado que el hospital renovará antes de agosto de 2023 dos de los actuales aceleradores por valor de 5,4 millones de euros, a través del plan INVEAT, que vendrían a sustituir los dos aceleradores más antiguos con los que cuenta la unidad. Con esta incorporación se culminaría la renovación integral de este tipo de equipamiento.

Prevención y cribados

No obstante, Catalina García ha incidido en la importancia de la detección precoz de la enfermedad, por lo que ha insistido en la necesidad de participar en los cribados de cáncer que organiza el Servicio Andaluz de Salud, tanto de colon como de mama, así como en vacunarse contra el virus del papiloma humano. Así, ha recordado que el SAS vacuna a las chicas de 12 a 18 años contra el VPH y que, a partir del próximo enero, vacunará también a los chicos que cumplan 12 años.

La  titular de Salud ha destacado especialmente el crecimiento en la participación en el cribado de cáncer de colon que se ha experimentado este año, de modo que se ha alcanzado un 70 % de respuesta a la invitación que  recibe la población. Así, ha detallado, al cierre de 2021, el programa de cribado de cáncer de colon había invitado a un total de 1.063.974 personas con edades comprendidas entre 50 y 69 años a hacerse la prueba en casa, de las que, en total, han participado 411.209 personas, lo que suponía una respuesta del 38 %. De estas, a un total de 12.697 se les ha indicado la realización de colonoscopia para completar el estudio y se han detectado un total de 159 casos de cáncer. Además, se han diagnosticado adenomas de bajo riesgo en 1.783 casos, de riesgo medio en 2.098 y de riego alto en 1.454. En Córdoba, en particular, se realizaron el año pasado 115.059 invitaciones, que atendieron 56.026 cordobeses. 2.631 fueron derivados a colonoscopia.

Desde enero a agosto de este año, han respondido a la invitación del cribado de cáncer de colon 602.823 andaluces. A partir de los datos extraídos, se han realizado 27.158 colonoscopias que han permitido detectar 534 casos de cáncer.

En cuanto al cribado de cáncer de mama, “más asentado entre las mujeres”, ha señalado la consejera, en 2021, cerca de 333.000 mujeres andaluzas participaron en este programa, lo que ha permitido detectar 680 cánceres en una fase precoz de la enfermedad. De las 330.000 mujeres que participaron el año pasado, en torno a 20.600 fueron derivadas a su centro hospitalario de referencia para completar el estudio diagnóstico. En Córdoba, 43.895 mujeres participaron en el cribado de cáncer de mama el año pasado. 291 fueron derivadas a su centro hospitalario para completar el diagnóstico. “Hasta ahora, este cribado se ofrecía a mujeres de entre 50 y 69 años, pero este Gobierno ha ampliado este cribado a cinco nuevos grupos de edad: 47, 48, 49, 70 y 71 años. Esta ampliación ya se está aplicado en Córdoba”, ha añadido García.

Referentes en Humanización

Finalmente, la consejera ha destacado el trabajo y la implicación del equipo de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Reina Sofía, que se compone por 50 profesionales de diferentes categorías. García, que ha asegurado que son “referentes de humanización”, ha destacado especialmente “el esfuerzo realizado durante la ejecución de las obras de ampliación, puesto que las han tenido que compatibilizar con la atención a los pacientes”.

Las dependencias de este servicio se ubican en el edificio del Hospital Provincial, con acceso independiente. Gracias a la ampliación del servicio, pacientes y profesionales cuentan ahora con un espacio más digno, acogedor que “ayudará a seguir potenciando el desarrollo de acciones que favorezcan una atención más cercana y agradable”, destaca la doctora Palacios que señala la calidad humana del equipo de profesionales que compone su unidad.

Esta forma de ofrecer asistencia hace que formen una gran familia con sus pacientes, con quienes celebran cumpleaños sorpresas, les reproducen sus listas de canciones favoritas mientras reciben tratamiento o se realizan una prueba, entre otras acciones. Su trabajo se recoge en proyectos como Hospitales Humanos y, sobre todo, permanece en el recuerdo de las familias que tienen que pasar por este servicio sanitario.

Etiquetas
stats