Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

La Junta prevé la segunda peor campaña de aceite en lo que va de siglo, solo superada por la del año pasado

Imagen de archivo del proceso de obtención del aceite en una almazara

Europa Press

0

La producción de aceite de oliva en Andalucía para la campaña 2023-2024 será de 550.600 toneladas, lo que supone un aumento del 7,4 por ciento con respecto a la producción final de la pasada. Sin embargo, esta fue la peor cosecha de lo que va de siglo, con un descenso de en torno al 45% por ciento con respecto a la media de los últimos diez años, y se encadenan dos consecutivas en esta línea.

Así lo ha indicado este viernes en Jaén la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, quien ha presentado el aforo de cosecha elaborado por su departamento de cara a una campaña que llega “muy condicionada por el cambio climático”.

En este sentido, ha aludido a la “sequía pertinaz” y a un déficit hídrico del 33 por ciento, así como a temperaturas por encima de la media, especialmente en mayo durante la floración. Esta situación se ha visto “aliviada” en parte por las precipitaciones de septiembre que han ayudado a la lipogénesis inicial, fundamentalmente en la zona oriental de la comunidad, aunque en lo que va de octubre está ocurriendo “todo lo contrario”.

De ahí que haya hablado del escenario “heterogéneo” que recoge el aforo. Ha explicado que es fruto del análisis de los técnicos con visitas a 7.500 hectáreas de olivar en Andalucía, que se suman a encuestas y otros datos, y ha hecho hincapié en que es una “estimación” que puede verse verse modificada --tiene una fluctuación media del diez por ciento entre previsión y producción real--, lo que también dependerá de la evolución meteorológica en las próximas semanas y si hay o no lluvias.

Con respecto a Jaén, principal productora mundial, el aforo prevé una producción de 215.000 toneladas de aceite de oliva. Esta cifra supone un 19,5 por ciento más que la pasada campaña, “que terminó con cerca de 180.000 toneladas”, de manera que hubo un importante descenso de en torno al 60 por ciento frente a las anteriores.

Por otro lado, la consejera ha ofrecido el aforo para la aceituna de mesa, con 300.136 toneladas, lo que implica “un 16,4 por ciento menos”. Sevilla, principal productora, es también “la provincia más marcada por el descenso, con un 15,2 por ciento menos que se convertirían en 210.000 toneladas de aceituna de mesa”.

En cuanto al empleo, la consejera ha señalado que se estiman esta campaña en Andalucía 15,7 millones de jornales en el olivar destinado a aceite, de los que unos 5,7 millones, el 36 por ciento, corresponden a la recolección. Jaén concentra el 38 por ciento de ese empleo con unos cinco millones de jornales, de los que el 34 por ciento correspondería a la recogida. En el caso de la aceituna de mesa, ha apuntado que genera 1,86 millones de jornales y Sevilla concentra el 81 por ciento.

Etiquetas
stats