Jesús Cintora presenta en Córdoba su libro sobre el poder, la política y el periodismo

Jesús Cintora presenta el 6 de octubre en Córdoba su libro 'No quieren que lo sepas'

El periodista Jesús Cintora, nombre propio del análisis político y social en España, llegará a Córdoba el próximo 6 de octubre para presentar su último libro, No quieren que lo sepas, donde reflexiona sobre la actualidad política del país, el periodismo y los hilos que mueven los poderes.

Su encuentro con el público cordobés será en la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales a las 19:30 del próximo jueves, organizado por el Colectivo Prometeo, en un acto en el que abordará lo que ocurre detrás en el mundo de la televisión, del periodismo en general, de la política o de la economía.

En No quieren que lo sepas, Cintora investiga, opina y muestra un mapa “del verdadero reparto de poder en España, de los tapones que frenan los avances y hace una apuesta por la regeneración”, según explican desde la editorial. El autor parte de una bella narración de su infancia a finales de los años 70 y comienzos de los 80. Hijo de una ama de casa y de un ganadero de pueblo, Jesús Cintora se adentra así en sus inicios en el periodismo y las trabas que se ha ido encontrando para desempeñar la profesión con no pocos palos en las ruedas.

De todo ello habla en el libro que presentará en Córdoba, reflexionando sobre cómo “la gente está viviendo cada día robos a cara descubierta, con traje y corbata. Cada vez tardan más en darnos la cita con el médico de la Atención Primaria o en que nos vea el especialista o nos llegue una operación que nos tiene en lista de espera; vivimos el encarecimiento de los precios en la calle o en los recibos que llegan a casa; las desigualdades económicas van en aumento, porque sectores como la banca o la sanidad privada ganan cada vez más”.  

Asegura que “la política ejercida para el pueblo es necesaria, porque si no la hacen los elegidos democráticamente, la intentan hacer permanentemente poderes económicos que no se presentan a las elecciones. Gerifaltes de la economía, fondos de inversión o puertas giratorias son síntomas de todo esto. El mundo ha ido girando hacia una mayor acumulación de las oligarquías y de fondos que desconocemos, pero que intervienen en nuestra sanidad, nuestra educación, nuestros medios informativos y, por su puesto, en nuestras vidas. Son actores que muchas veces, piensan más en el beneficio que en el servicio, y ahí tenemos un problema”.

“El respeto a la libertad de expresión hay que demostrarlo”

Sobre su profesión, dice que “el periodismo es contar lo que pasa. Parece sencillo, pero se vuelve complejo o imposible cuando se trata de gente poderosa. En España no se ha contado igual lo que afecta a un ciudadano medio que a un Jefe del Estado o a un constructor como Florentino Pérez que a mi abuelo, que era peón de albañil”. Y añade que “el periodismo es un pilar fundamental en una democracia, porque debe hacerle llegar al pueblo lo que ocurre. Conocer lo que pasa puede dar pie a tomar decisiones. Si se oculta, estamos negando la posibilidad de mejoras”. “El respeto a la libertad de expresión hay que demostrarlo. No vale como simple eslogan. Hay gente que se llena la boca de consignas que no cumple cuando puede hacerlo”

Por eso, habla de los equilibrios de poder donde “hay un juego de intereses que a veces pervierte el derecho a la información. Hay medios que dependen cada vez más de la financiación que viene de la administración pública o del poder económico. Si llega con transparencia y justicia, de acuerdo, pero a veces no se cumplen esos parámetros y eso condiciona lo que se cuenta y lo que se oculta. Cada vez más medios están ligados al interés de que quienes no entienden la libertad de prensa y creen que debe contarse solo lo que a ellos les interesa. Hay medios y periodistas que dependen del favor económico o político del poder y están en eso mucho más que en contar bien lo que pasa”. Y cree que “es una lacra cuando las cosas no se hacen por criterios profesionales, sino por ambiciones o nepotismo. En la política o en el periodismo hay buena gente y también auténticos psicópatas que solo piensan en estar ahí, en su propio beneficio, que no tienen vocación de servicio público, sino de autoservicio”.

Jesús Cintora, con más de 25 años de experiencia presentando programas, tanto en televisión como en radio hablará sobre los poderes políticos, económicos y mediáticos del país, hasta ahora ha estado al frente de espacios como Las cosas claras, en TVE; Las mañanas de Cuatro, en Mediaset; Carretera y manta, en La Sexta; y en diversos programas en Cadena SER, donde trabajó con Iñaki Gabilondo.

Cintora ha unido la publicación de No quieren que lo sepas a una gira por toda España con actos, de entrada gratuita, abiertos a las preguntas del público. Este es su último libro tras La Conjura, Conspiraciones y La hora de la verdad.

Etiquetas
stats