Impagos masivos a los trabajadores por la paralización de las obras de Construalia

La promoción de viviendas Habitat Poniente Sur parada por impagos de la constructora

La crisis de Construalia acaba de cumplir 20 días. El 10 de febrero, los bancos comprobaron que los pagarés que esta constructora cordobesa les había firmado no tenían fondos. El 10 de marzo cumple el plazo para los siguientes pagarés. Tampoco parece que vaya a haber fondos que los respalden. La situación ha provocado que unas 55 subcontratas que trabajan con Construalia se hayan quedado de la noche a la mañana sin liquidez. Y esa falta de liquidez ha provocado con el cambio de mes un reguero de impagos masivos a los trabajadores de estas empresas, en una situación que se va a agravando conforme pasan los días.

Según ha podido saber este periódico, los responsables de Construalia, representados por el empresario cordobés Antonio Carrión, ya se han visto con algunas de las empresas subcontratistas de las diferentes promociones de viviendas que se estaban desarrollando en la ciudad de Córdoba. Construalia solo ha planteado, pero sin concretar, una quita del 50% a los subcontratistas con la condición de que sigan trabajando y de que las 650 viviendas que se están construyendo se puedan acabar. Pero no hay acuerdo alguno con las subcontratas a las que no les salen unas cuentas de las que tampoco se fían.

Estas compañías son las más afectadas por lo que parece que está abocado a convertirse en el gran concurso de acreedores en Córdoba del año 2022. Tanto las promotoras como los compradores de las viviendas están avaladas por las entidades financieras. Las subcontratas, en cambio, dependen de ir cobrando conforme van trabajando. De lo contrario, se quedan sin liquidez y no pueden atender sus propios pagos.

Más de 600 viviendas, 55 empresas y cientos de trabajadores están afectados por el parón de la empresa Construalia, cuyos problemas de tesorería la han llevado a paralizar varias de las obras de promoción que está llevando a cabo en la ciudad, dejando en el aire el cobro de cientos de miles de euros a varias subcontratas de la ciudad. Siguen paralizadas las promociones de Hábitat o de Neinor, por ejemplo, mientras que ya se han retomado este viernes únicamente las de Vimpyca.

La deuda exacta que se ha generado no se conoce aún, aunque se habla de varios millones de euros. Esa deuda se duplicará, probablemente, el próximo 10 de marzo, cuando vencen los pagarés pendientes.

Por otra parte, las fuentes consultadas han señalado que de momento Construalia solo mantiene negociaciones con Neinor. Vimpyca ya ha rescindido el contrato, mientras que no se conoce negociación alguna con Hábitat o Monthiza, según las fuentes consultadas.

Las subcontratas reclaman que las promotoras afronten su responsabilidad subsidiaria ante la crisis de Construalia, y que sean ellas las que afronten los pagos pendientes para que puedan seguir adelante, puedan atender también sus pagos y puedan abonar las nóminas a los trabajadores. De lo contrario, la quiebra de Construalia podría provocar un efecto dominó, con más concursos de acreedores y con más trabajadores abocados al paro.

Etiquetas
stats