Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Jueves, 13/06/2024

El flamenquín: reconocido en la mesa pero no por la RAE

Flamenquín cordobés

Rosario Ostos

0

Parece extraño que el nombre de una de las recetas más típicas de Córdoba, el flamenquín, no esté aceptado por la Real Academia Española (RAE), a pesar de su uso extendido no solo en la población de la zona sino también por todos los turistas que acuden a bares y restaurantes pidiendo probar este plato, que no encuentra traducción válida a otros idiomas.

Por ello, con el objetivo de que el flamenquín se haga hueco entre las páginas del diccionario del español se ha lanzado una recogida de firmas para solicitarlo. Ya se han sumado más de un centenar de personas y van a por otro centenar más.

La realidad es que no se trata de una cuestión imposible, puesto que recetas como el sanjacobo, el cachopo asturiano o el paparajote murciano, ya han sido reconocidas por los académicos. Incluso aparece la bebida por excelencia de las fiestas andaluzas: el rebujito.

Origen cordobés

Como se ha mencionado, el flamenquín es uno de los platos típicos de la cocina cordobesa junto al salmorejo y el rabo de toro. Aún no se ha conseguido llegar a un acuerdo sobre su origen, unas fuentes señalan Bujalance como origen de este plato, otras, Montilla, o, incluso, Andújar. La receta original se elabora con carne de cerdo en dos versiones: filete de lomo y jamón serrano. Esto se enrolla, se reboza y se fríe. Con el tiempo ha habido oportunidad de innovar y añadir otros ingredientes como huevo cocido o queso.

La teoría de que este plato insignia cordobés nació en Bujalance está impulsada por las investigaciones del gastroarqueólogo de la Universidad de Córdoba, Alejandro Ibáñez Castro. Según este experto, la tradición de comer cerdo la impusieron los romanos, mientras que los cristianos aportaron el rebozado.

Aunque sea cual fuere el origen, si en algo están de acuerdo los cordobeses es que el flamenquín es parte de su identidad cultural y gastronómica y, como tal, se encuentra en cualquier bar o restaurante de la provincia, acompañado, eso sí, de patatas fritas y mayonesa para completar la receta.

Etiquetas
stats