Un estudio de la UCO y el Ifapa revela que el suelo de cultivo retiene más agua si se evita el laboreo

Campo objeto del estudio de la UCO y el Ifapa.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Córdoba (UCO) y el Instituto Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) ha puesto de manifiesto que la siembra directa en secano es más efectiva hidrológicamente, pues el suelo de cultivo retiene más agua si se evita el laboreo.

Según ha indicado la institución universitaria en una nota, la comprensión del funcionamiento hidrológico de los suelos de secano bajo sistemas de manejo de conservación es clave para explicar su desempeño agronómico y sus posibilidades de adaptación y mitigación del cambio climático.

Con el objetivo de avanzar en ese conocimiento, un equipo de investigación formado por Karl Vanderlinden, Aura Pedrera-Parrilla y Francisco Perea del Ifapa de la Junta de Andalucía; el agrónomo Gonzalo Martínez del Departamento de Física Aplicada de la UCO y Antonio Espejo-Pérez y Juan Vicente Giráldez de la Unidad de Excelencia María de Maeztu-Departamento de Agronomía han publicado un estudio que revela aspectos del funcionamiento hidrológico de un vertisol (suelo con alta cantidad de arcillas) bajo cultivo en secano, que permiten explicar la razón del mayor rendimiento obtenido bajo siembra directa frente al laboreo tradicional en condiciones de escasez de agua.

La comparación de las curvas de retención de agua en el suelo (la 'huella dactilar hidrológica' de cada suelo) para ambos sistemas de manejo indica una mayor retención en siembra directa en el estado húmedo, con contenidos de agua superiores a 0,25 kg/kg.

Aunque, en ocasiones se ha asociado con una mayor "capacidad de almacenamiento de agua", estas diferencias en la retención no explican los efectos del manejo sobre el rendimiento, dado que este intervalo de humedad del suelo solamente se observa durante los días posteriores a lluvias cuantiosas. Se relaciona más bien con la mayor capacidad de infiltración del suelo bajo siembra directa.

En el estado más seco, con contenidos de agua entre 0,15 y 0,20 kg/kg, también se evidencia un intervalo en el que hay mayor retención en siembra directa, se trata del intervalo de humedad que coincide con estados muy secos del suelo, cercano al punto de marchitez. La diferencia en retención de agua observada entre ambos sistemas de manejo puede tener consecuencias para el suministro de agua al cultivo bajo condiciones de escasez hídrica, prolongando de esta manera el ciclo vegetativo del cultivo bajo siembra directa frente al sistema de laboreo tradicional.

Estudios recientes asocian los tamaños de poros que intervienen en la retención de agua en este intervalo de humedad del suelo con una mayor cantidad de materia orgánica, que incrementa la retención de agua en el suelo.

Con este trabajo, que se llevó a cabo en un ensayo comparativo de distintos sistemas de manejo de suelo, ubicado en la finca Tomejil (Carmona, Sevilla) del Centro Ifapa 'Las Torres', se obtuvieron resultados, a partir de medidas en campo y en laboratorio, que demuestran los efectos del manejo del suelo sobre la capacidad de éste para amortiguar las consecuencias del clima, tanto en condiciones de escasez de agua como durante episodios de lluvia extremos, que se prevé que sean cada vez más frecuentes.

Queda también patente el valor de ensayos a largo plazo como éste, que fue establecido en 1982 en el marco de una colaboración entre las instituciones predecesoras del Ifapa, el IAS-CSIC y la UCO, y que es de los más longevos de España y posiblemente del mundo. Tanto el tipo de suelo como la rotación trigo-girasol-leguminosa de este ensayo son representativos para los sistemas de secano de Andalucía.

Etiquetas
Publicado el
26 de febrero de 2021 - 04:20 h
stats