Educación no registra ningún caso de negativa a llevar la mascarilla en los centros de Córdoba

Vuelta al cole en el Colegio López Diéguez

La Delegación de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba ha confirmado que, hasta el momento, tras tres semanas del inicio de las clases en Primaria y unos días después en Secundaria, no se ha registrado ningún caso de negativa a ponerse la mascarilla entre el alumnado de la provincia, algo que sí ha ocurrido en algunos casos detectados en otras provincias andaluzas.

Es, por ejemplo, el caso de una niña de 7 años en un colegio de Alhaurín de la Torre (Málaga), que ha llegado a la Fiscalía este septiembre. O de dos estudiantes también malagueñas que el curso pasado se oponían a llevar la protección y los hechos también fueron llevados a la Fiscalía. En los centros educativos de la provincia de Córdoba, "a día de hoy no tenemos casos registrados en nuestra provincia", aseguran desde Educación a este periódico.

Por su parte, el consejero Javier Imbroda se ha referido a estas posibles situaciones y se ha dirigido "a las familias que tienen este tipo de dudas o convicciones, querría recordarles que las familias educan y los colegios enseñan. A esas familias quiero recordarles el respecto a la convivencia, y convivir significa cumplir unas normas, y entre ellas están las que nos han dictado las autoridades sanitarias, que no son ningún capricho. Una de ellas es el uso obligatorio de las mascarillas. Si esas familias les dicen a sus hijos que no lleven mascarillas no están facilitando ni respetando la convivencia. Es una situación que hay que corregir, y si insisten pues incurrirán en una falta grave que supone esa dejación de responsabilidad. En el caso del año pasado de un padre de Málaga, la sentencia judicial fue tan contundente contra el padre que no lo dejó en muy buen lugar. Apelo a la responsabilidad y al respeto a las normas de convivencia".

En ese sentido, Imbroda ha recordado que "en esos casos interviene la Inspección educativa para corregir. Este consejero no va a consentir la más mínima falta de respeto a las normas de convivencia en un centro educativo. Los centros educativos están para enseñar y por supuesto para reforzar valores como el respeto, la responsabilidad y el rendimiento. Valores que, en cualquier caso, nacen en las familias".

"Los docentes lo que necesitan fundamentalmente es tranquilidad, no necesitan ruido, la educación necesita calma y tranquilidad para que nuestros docentes puedan desarrollar la mejor formación para nuestros niños y jóvenes. Vamos a velar por ello, y si se produce algún tipo de conducta o comportamiento inapropiado actuaremos con absoluta contundencia", ha concluido al respecto.

Etiquetas
Publicado el
29 de septiembre de 2021 - 06:55 h
stats