Decenas de cordobeses han acudido este martes a la llamada de la Asamblea Pro Refugiados y han protestado en las inmediaciones de la Torre de la Calahorra ante lo que consideran “una masacre” de personas migrantes en Melilla, ocurrida este pasado fin de semana y que se ha saldado con al menos 37 muertos, una cifra que algunas ONG y según recoge la asamblea, puede llegar a 45.

Muchos de los manifestantes portaban pancartas en las que denunciaban que ninguna persona “es ilegal”, o “el delito es no socorrer en el mar”.

El viernes 25 de junio intentaron saltar la valla de Melilla para entrar en España. Las muertes se produjeron en el lado marroquí, justo en un momento de estampida con unas 2.000 personas involucradas, según las autoridades locales. Algunos murieron aplastados y otros al caer al suelo cuando escalaban la valla, siempre según la versión oficial de lo que pasó ese día en Melilla, aunque diversas imágenes muestran agresiones de agentes de Marruecos a los migrantes.