Un cardenal presidirá los actos en Córdoba para beatificar a los religiosos fusilados durante la Guerra Civil

El obispo, en la presentación de los actos

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, el director del Secretariado Diocesano para las Causas de los Santos, Miguel Varona, y el postulador de la fase romana de la causa de "Beatificación de 127 mártires de la persecución religiosa de la Diócesis de Córdoba entre 1936 y 1939, fray Alfonso Ramírez, han presentado todos los actos de esta celebración, en especial la ceremonia de beatificación que tendrá lugar en la Mezquita-Catedral de Córdoba, el día 16 de octubre, a las 11:00. El acto estará presidido por el cardenal Marcello Semeraro, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos y Delegado Pontificio.

El obispo de Córdoba ha comenzado su intervención asegurando que el 16 de octubre la Diócesis va a vivir un acontecimiento “muy grande tanto por la poca frecuencia de estos actos como por el número de los afectados, y por el rango de la celebración". “Es un acontecimiento que se hace con la autoridad y por delegación del Papa Francisco”, ha explicado. El prelado ha querido también subrayar que “no estamos en la guerra, estamos en la glorificación de los que han amado a Jesucristo”. El obispo ha recordado que “los mártires son hombres y mujeres de carne y hueso como nosotros que han sabido amar como a todos nos gustaría, son ejemplo de un amor que ha incluido el perdón a aquellos que los estaban matando”.

Miguel Varona, postulador diocesano de la Causa, ha explicado las fases de trabajo que se han llevado a cabo para alcanzar la beatificación de estos "127 mártires". La beatificación tiene dos fases, la diocesana y la romana. Durante la primera se interrogaron a 315 testigos que aportaron más de 600 declaraciones, todo ello unido a los documentos recopilados supusieron que el volumen de la causa superara los 16.000 folios, que posteriormente fueron entregados en Roma, dando así por terminada la primera fase.

De explicar las partes de la fase romana se ha encargado fray Alfonso Ramírez, postulador romano de la Causa. Ha reconocido que estaban ante una causa laboriosa por el volumen de la misma.

"El mayor número de personas martirizadas fueron sacerdotes y laicos: 79 sacerdotes y 39 laicos, junto a ellos 5 seminaristas, 3 religiosos y una religiosa serán beatificados en la causa de santidad de Juan Elías Medina y 126 compañeros más”, han explicado. "Entre los mártires de la persecución religiosa en la diócesis de Córdoba se encuentran personas de entre 15 y 88 años. El mayor número de fallecidos tenía edades comprendidas entre los 30 y 40 años, un total de veintiocho; cuatro menores de 20 años y trece entre 20 y 30 años. Entre los 40 y 88 años de edad murieron defendiendo su fe ochenta y dos personas", han detallado.

La geografía se extiende por las provincias de Córdoba, Jaén, Málaga, Ciudad Real, Valencia, Madrid y Badajoz. En la Diócesis de Córdoba, las poblaciones de Puente Genil, Posadas y Cañete de las Torres "fueron las más castigadas. En la localidad pontanesa fallecieron 14 personas, mientras que Posadas sufrió la muerte de 8 vecinos y Cañete de las Torres de 7 de ellos".

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2021 - 13:52 h
stats