Empleo
Ayudas de hasta 150.000 euros para las empresas con un plan piloto de semana laboral de cuatro días

Un trabajador en una fábrica.

Este lunes se ha conocido que el Gobierno publicará en febrero las bases de las ayudas que se le van a conceder a las empresas que voluntariamente desarrollen un plan piloto para adoptar una jornada semanal de trabajo de cuatro días.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) cuentan con una dotación inicial de 10 millones de euros para esta iniciativa, una propuesta de Mas País, cuyo portavoz, Íñigo Errejón, ha avanzado que en febrero se conocerán las bases para los proyectos piloto y sus ayudas. En concreto, se trata de ayudas de hasta 150.000 euros para cada pyme que adopte este modelo, con el objetivo de beneficiar a entre 60 y 70 empresas, en esta fase solo para el sector de servicios industriales.

Las empresas que opten a esas subvenciones directas deberán implantar esa modalidad de jornada durante al menos dos años y no podrán reducir el salario de los trabajadores que se acojan a esta jornada de cuatro días.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ya publicaba en diciembre pasado la orden para desarrollar esta iniciativa, recogidos por eldiario.es. Una vez que las empresas impulsen estos proyectos piloto, se prevén ayudas directas de manera temporal por los costes asumidos como consecuencia de la reducción de la jornada, así como por los costes de implementación de nuevas fórmulas organizativas y la formación que, a medio plazo, generen un incremento de la productividad.

Trabajadores participantes en el plan piloto

El número de trabajadores participantes en el proyecto piloto deberá afectar como mínimo al 30% de la plantilla en empresas de hasta 20 trabajadores y al menos al 25% en las pymes con entre 21 y 249 trabajadores, informa Europa Press.

Para el cálculo del número de personas trabajadoras de una empresa o centro de trabajo se tendrá en cuenta la plantilla total de la misma. A estos efectos, computarán todos los trabajadores de la empresa, cualquiera que sea su modalidad de contrato, incluidas las personas con contratos fijos-discontinuos y con contratos de duración determinada. Cada trabajador con contrato a tiempo parcial se computará, con independencia del número de horas de trabajo, como una persona más. A este número de personas deberán sumarse los contratos de duración determinada, cualquiera que sea su modalidad.

Además, las pymes deberán garantizar que el número de mujeres participantes en el proyecto responda al porcentaje de distribución de género existente en la totalidad de la plantilla con contrato indefinido a tiempo completo, permitiéndose una desviación del 10%. No obstante, en la orden se precisa que este porcentaje de mujeres participantes podrá ser superior, pero no inferior.

Industria apoyará, a través de subvenciones, los proyectos piloto que realicen las empresas industriales, con una duración mínima de 24 meses desde la fecha de la resolución de concesión. Se deberán plantear mejoras organizativas que generen un incremento de productividad que compense los sobrecostes salariales. Dichas mejoras deberán implementarse en un año. Se calcula que el programa beneficiará a entre 60 y 70 empresas.

El Ministerio financiará parcialmente, con hasta 150.000 euros, los costes salariales que asuma la empresa por la reducción de la jornada laboral a 4 días semanales durante el primer año, y el coste de las medidas organizativas para implementar el piloto de mejora de la productividad, así como los costes de auditoría de justificación del proyecto.

Las empresas interesadas deben comprometerse a reducir la jornada laboral ordinaria a tiempo completo un mínimo de un 10% en cómputo semanal. Este compromiso afectará únicamente a personas trabajadoras con contrato indefinido a tiempo completo. La gestión de esa reducción de horas dependerá de cada empresa y el acuerdo alcanzado con los trabajadores.

Etiquetas
stats