Adolfo Molina se fija como retos en la Junta atender la sequía, la creación de empleo y al tercer sector

Adolfo Molina, en su primera rueda de prensa como delegado de la Junta en Córdoba.

El recién nombrado delegado de la Junta de Andalucía en Córdoba, Adolfo Molina, se ha marcado este miércoles entre sus retos atender la situación de sequía que afecta a zonas de la provincia “de manera muy grave” ante lo que “hay que tener gobiernos ágiles y dialogantes para solucionar esos problemas en la medida de las posibilidades”, mientras que “la creación de empleo tiene que seguir siendo una prioridad”, tras la labor “importante” en la pasada legislatura, y “hay que seguir estando al lado del tercer sector y todas las personas” de cara a “un otoño complicado, por la inflación y la coyuntura económica, que no apuntan muy bien”.

Así lo ha resaltado Molina en su primera rueda de prensa, acompañado por los anteriores delegados del Gobierno andaluz, María Jesús Botella y Antonio Repullo; el consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos; el consejero de Justicia, Administración Local y Función Pública, José Antonio Nieto, y el alcalde de la capital, José María Bellido, entre otros asistentes.

En este sentido, el delegado ha dicho que asume “con enorme responsabilidad” el cargo, agradeciendo “la confianza” depositada en él por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, de cara a “proteger los intereses de los cordobeses y seguir defendiendo a la provincia”.

Además, ha señalado que “la pasada legislatura, el delegado del Gobierno y el resto de delegados trabajaron intensamente para hacer de todas las delegaciones espacios abiertos, de diálogo, donde la ciudadanía tenía abiertas las puertas”, algo que “ha sido una marca del gobierno de Juanma Moreno” y es lo que quiere que siga siendo, “unas puertas abiertas para todos los ciudadanos y todos los alcaldes de la provincia, indistintamente del color político que tengan”.

Al respecto, ha dicho que la Delegación del Gobierno regional será “una administración aliada” para dichos alcaldes “para satisfacer sus necesidades, escuchar sus propuestas y sus críticas”, de manera que ha afirmado que va a seguir “aprendiendo de todos ellos”, puesto que “sólo con diálogo y consensos se conseguirán alcanzar los objetivos comunes que tiene la provincia para vencer las amenazas que hay por delante”.

En general, ha aseverado que “afronta esta nueva etapa con serenidad y humildad”, así como “determinación para seguir trabajando en un clima de política amable, porque cree que ”hay que hacer esa política basada en la escucha, la equidad, la lealtad y hacer política útil para los ciudadanos“.

En cuanto a su tarea durante diez años en el Parlamento, Molina ha elogiado la labor del legislativo, porque “legislar es uno de los pilares de nuestra democracia”, a la vez que ha manifestado que “los principios que se crean en el Parlamento tienen que ser la guía para seguir trabajando durante este tiempo, con eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración, coordinación y legalidad”, que incluye el Estatuto de Autonomía, entre otros valores.

“Conoce perfectamente la provincia”

Por su parte, el exdelegado del Gobierno andaluz en la provincia Antonio Repullo ha aseverado que “es un autentico lujo para la Junta y para la provincia contar con una persona como Adolfo, que conoce perfectamente la provincia, porque lleva trabajándola durante muchos años, conoce cada pueblo, cada rincón, y conoce lo más importante, cuáles son los problemas y las deficiencias que puede tener la sociedad y la gente que vive en la provincia”.

También, ha felicitado a María Jesús Botella como delegada de la Junta en funciones los últimos meses por su “gran trabajo”, a la vez que ha agradecido a todo el equipo de funcionarios y laborales de la Junta en las distintas delegaciones su labor en “unos años muy complicados, dándolo todo para que la Junta preste el mejor servicio que se podía dar en la provincia a todos los vecinos”, así como a todos los delegados territoriales.

Entretanto, ha recordado que cuando él llegó al cargo en 2019 se encontró con “una Junta de Andalucía en Córdoba en parada técnica, que contaba con una dirección institucional en cada una de las delegaciones que prácticamente no funcionaba”, si bien ha defendido que desde el primer día dijo que “las puertas de la Delegación iban a estar abiertas”, de modo que cree que “se ha conseguido entre todos hacer una administración mucho más cercana, que responde a las necesidades de todos los cordobeses que han necesitado una ayuda o un auxilio”, entre otros aspectos que ha resaltado.

Etiquetas
stats