Los sindicatos denuncian que hay ratas en las Urgencias de Lucena

Imagen del cadáver de una rata distribuida por el CSIF.
El CSIF asegura que las instalaciones "no reúnen las condiciones básicas para los trabajadores y para prestar una atención con una calidad mínima"

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba ha denunciado, a través de una nota de prensa, el estado "lamentable" del Servicio de Urgencias del centro de salud de Lucena, unas instalaciones que "no reúnen las condiciones básicas para los trabajadores que desarrollan allí su labor y para la prestación de una atención con una calidad mínima a los usuarios del municipio". El sindicato ha enviado a la Dirección Gerencia y al Comité de Seguridad y Salud del Área de Gestión Sanitaria (AGS) Sur de Córdoba sendos escritos para ponerle en conocimiento de esta situación y pedirle una pronta solución.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, Antonio Poyato, informa de que el último episodio que demuestra la precariedad de las instalaciones ocurrió el pasado sábado 3 cuando el personal, los enfermos y sus familiares se vieron sorprendidos por la aparición de una rata de considerables dimensiones. Tras unos momentos de gran tensión sufridos por los pacientes y los empleados, uno de los usuarios consiguió matarla.

CSIF señala que no es la primera vez que estos hechos ocurren, sino que vienen sucediéndose con relativa frecuencia en los últimos meses debido a las condiciones de insalubridad del sótano donde se ubica el Servicio de Urgencias y Radiología. Los propios delegados de la central sindical han comprobado in situ el estado "deplorable" del recinto con consultas prácticamente sin luz natural. "Parece un zulo", asegura Poyato. En consecuencia, CSIF considera que pudiera estar vulnerándose el Real Decreto 486/97, de Lugares de Trabajo.

Por todo ello, el máximo responsable provincial del Sector de Sanidad exige a la Dirección Gerencia del AGS Sur de Córdoba "la inminente adecuación de dichos espacios o el traslado del Servicio de Urgencias a unas dependencias que cuenten con las condiciones necesarias para preservar la seguridad y la salud de los usuarios y los trabajadores".

Poyato recuerda que este problema se suma a la falta de personal médico en el citado servicio. CSIF viene denunciando desde julio que algunas bajas de facultativos no se cubren, de manera que, de una plantilla formada habitualmente por 10 personas, sólo el 60% se encuentra operativa.

Etiquetas
stats