“Si no pagas, violaré a tu mujer, subiré las fotos a la Red y te mataré”

.
Un jurado popular enjuiciará a dos ciudadanos chinos que extorsionaron durante meses a dos compatriotas, propietarios de un restaurante en la capital, para exigirles el pago de 10.000 euros 

Al más puro estilo de la mafia. La sección Tercera de la Audiencia Provincial celebrarará la próxima semana, de lunes a miércoles, vista oral contra dos ciudadanos chinos, un hombre y una mujer, a los que acusa de un delito continuado de “amenazas condicionales” contra dos compatriotas, propietarios de un restaurante en la capital cordobesa, a los que extorsionaron telefónicamente durante meses para que les entregasen 10.000 euros. El juicio se celebrará bajo la modalidad de jurado popular y la petición de cárcel es de seis años y tres meses para cada uno de los acusados.

Los hechos comenzaron el 17 de diciembre de 2012 cuando una de las víctimas recibió la llamada desde un número de teléfono oculto. Al contestar, su interlocutor le dijo en chino que si no le hacía entrega de 10.000 euros tendría graves consecuencias. A partir de ese momento, y de forma regular, las víctimas recibieron llamadas en las que se les recordaba el pago y se les fijaba como fecha tope la última semana de febrero. La amenaza era muy clara y así la recoge el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación: “Sabemos cada cosa que haces”, añadiendo que o pagaba o “desnudo a tu mujer, la violamos, le saco fotos para subirlas a Internet y a ti te mato”.

Los responsables de la extorsión se jactaban de conocer todos y cada uno de los movimientos de las víctimas. Así, el 14 de enero de 2013, cuando los propietarios de este restaurante se encontraban denunciando en comisaría un robo con violencia sufrido en su negocio, recibieron dos llamadas en las que el interlocutor se jactaba del daño físico sufrido con frases como “¿Qué, duele no?”. En esa llamada la cantidad exigida subió a 15.000 euros y el chantajista dejó claro sus intenciones: “No temo a la Policía ni a la Justicia, aunque nos cojan en cinco meses estamos fuera”.

Las llamadas, el acoso y la extorsión continuaron dos días después para el hombre. “No te creas tan listo, lo sé todo de ti, cómo cortejaste a tu mujer, sé que hace un año mandaste dinero a China a través de tu cocinero, sé que  piensas cambiar de casa. Págame y todo se acabará”. Por las palabras del chantajista se denota que éste no fue el único caso, ya que al pedir la víctima más tiempo para reunir el dinero, el interlocutor le indicó “te pedimos 10.000 euros por ser corteses contigo y porque sabemos que te va mal, normalmente pedimos 30.000 euros”.

Ante esta situación, el matrimonio extorsionado decidió ponerse en contacto con la Policía y pedir ayuda. De esta manera, el 15 de febrero se acordó la entrega del dinero a los chantajistas

Etiquetas
stats