¿Cuándo será la oposición de auxiliar administrativo?

Fachada del Ayuntamiento de Córdoba | MADERO CUBERO
El juicio por la reclamación de un grupo de opositores se celebrará el 29 de septiembre tras admitir ayer el juez la reclamación de ambas partes para que se adelantase la vista oral, fijada para enero| El examen, previsto para junio, podría celebrarse en el último trimestre del año

El titular del juzgado de lo Contencioso, número 3, ha accedido a adelantar el juicio por la reclamación presentada por un grupo de opositores contra las bases de la convocatoria de 62 plazas de auxiliar administrativo convocada por el Ayuntamiento de Córdoba. Según han confirmado a este medio fuentes judiciales, la decisión se ha tomado tras el acuerdo entre las dos partes personadas en el contencioso, esto es, el letrado del Ayuntamiento y el que representa al grupo de opositores, cuya demanda fue admitida a trámite a finales del pasado mes de abril, fijando la fecha para enero de 2016.

La decisión del juez se apoya en el “interés general”, en lo que están de acuerdo los dos abogados, ya que la fecha inicialmente fijada para la vista oral supondría retrasar la convocatoria hasta bien entrado el próximo año afectando a más de 8.000 opositores que ya se habían inscrito para la prueba que, en un primer momento, estaba planteada para finales del próximo mes de junio en Rabanales, en donde se había reservado incluso las aulas para el examen, señalaron las fuentes consultadas que indicaron que, una vez que se produjo la admisión a trámite de la demanda, responsables del Área de Selección y Recursos Humanos del Ayuntamiento se pusieron en contacto hace pocos días con la UCO para anular la esta reserva de aulas.

Con todo esto, la pregunta del millón es ¿cuándo se va a celebrar el examen? La respuesta es compleja, ya que ahora todo depende de la decisión judicial que se adopte, una vez que se celebre la vista oral. Las fuentes consultadas señalaron ayer a este medio que si todo transcurre “con normalidad” es muy posible que, sea cual sea esa decisión judicial, dé tiempo a que el examen se pueda celebrar en el último trimestre del año algo que con la primera fecha del juicio era inviable.

El origen de la polémica se encuentra en las bases de la convocatoria de oposiciones que excluyeron la cláusula décimotercera, referida a garantizar que el examinador no conozca la identidad del alumno al que está corrigiendo el examen. La primera denuncia pública se produjo por parte del sindicato UGT, que se produjo poco después de concluir el plazo de presentación de opositores.

Tras ésta llegaron las primeras reclamaciones, que se agruparon en una demanda, y posteriormente otra, en este mes de mayo, referida a que las bases no incluían la reserva legal de plazas para discapacitados, demanda que aún está a la espera de ser admitida a trámite. En este sentido, la postura del Ayuntamiento ha pasado de la negación a admitir errores en las bases, aunque en todo momento se ha negado a desconvocar el proceso selectivo que ahora está en manos de la decisión del juez y de la vista oral señalada para el mes de septiembre.

Etiquetas
stats