¿Cuál será el futuro de los Estudios Superiores de Diseño?

Concentración de estudiantes de diseño de la Escuela Mateo Inurria | MADERO CUBERO

Los estudiantes de Diseño Gráfico de la Escuela Mateo Inurria saben que su futuro es incierto. Y su presente. Cinco años después de la implantación de los estudios a nivel autonómico, y con carácter experimental, se desconoce aún qué es lo que ocurrirá para los próximos cursos. El pasado año salió de la escuela la primera promoción de estudiantes de Diseño. Sin embargo, no tienen título académico ya que las tasas de expedición del mismo no están creadas. Hay quien, incluso, ha abandonado los estudios en el último curso. En Córdoba, esta situación afecta a cerca de 200 alumnos.

Aunque estas enseñanzas van ya por su quinto año como plan experimental, la orden que permitió su creación en marzo de 2012 recogía que este carácter sólo tendría una duración de dos años. Una vez transcurrido ese tiempo, la orden señalaba que “la Consejería competente en materia de educación” autorizaría la impartición de las enseñanzas con “carácter definitivo”. Sin embargo, este hecho sólo se produjo en Cádiz y Almería hasta 2014, fecha en la que la Junta decidió retirarlas.

La representante de los alumnos de la Escuela Mateo Inurria, Carmen Ortega, asegura que la situación “es de bloqueo absoluto”, consecuencia de la implantación “deprisa y corriendo porque se agotaba el plazo que dio Europa para implantar las enseñanzas artísticas de Diseño”. Ortega explica que “en el primer año no había asignaturas y a los profesores se les dio la guía docente una semana antes de empezar el curso”.

A esta “falta de previsión” hay que sumar “el requisito fundamental de que estas enseñanzas se impartieran a coste cero”. Por este motivo, las escuelas no han recibido ninguna partida económica por parte de la Consejería de Educación y los profesores tampoco han cobrado más por impartir las asignaturas de Diseño. Por eso, Ortega se pregunta “a dónde va el dinero que los estudiantes pagan por sus matrículas”.

Actualmente, estos estudios no se imparten en ninguna escuela con carácter definitivo, a pesar de la Junta de Andalucía convocó un concurso público para tal fin en noviembre de 2013. En esta resolución, el gobierno autonómico detalló cuáles eran los requisitos a valorar y qué porcentaje correspondía a cada uno de ellos. Sin embargo, se desconoce la baremación tanto de las escuelas adjudicatarias como las del resto. Este hecho se ha convertido en otra de las quejas por parte de todo el alumnado -no sólo el cordobés, sino también el autonómico- ya que, tres años después, “la Junta sigue sin hacer públicas esas baremaciones”, señala Ortega.

Tras la asignación a las escuelas de Cádiz y Almería, los alumnos de la Escuela de Arte Mateo Inurria reclamaron a la Junta de Andalucía esta “ausencia de transparencia”. Sin embargo, el gobierno autonómico “sigue sin contestar” a los alumnos. Junto a este hecho, Ortega denuncia el número de plazas que la Junta de Andalucía destina a las escuelas privadas en detrimento de las públicas. Así, la representante de los alumnos asegura que “a las escuelas de arte públicas sólo se les dota de 80 plazas; a las privadas, 280 por curso y por especialidad, que son Diseño Gráfico, Productos, Interiores y Moda”. De esta manera, y ante la excesiva demanda, “algunos alumnos -los que puedan- se tienen que ir a las escuelas privadas donde cada año cuesta cerca de 5.000 euros”, apunta Ortega.

No obstante, acudir a la escuela privada tampoco parece ser la solución ya que, según explica Ortega, “estas entidades tampoco pueden expedir el título al finalizar los estudios. Si no lo pueden hacer las entidades públicas, tampoco las privadas, por lo que los alumnos han estado pagando para nada”. Esto provoca que, entre otras consecuencias, los alumnos no puedan acceder a un máster.

Ortega también cuenta que “esta situación de vacío legal” eternizada en el tiempo “ha provocado que en algunas escuelas los alumnos se hayan dividido. Y es normal porque se cansan de protestar y de ver que nada se soluciona”. Desde el ámbito municipal, Ortega agradece al grupo de Ganemos Córdoba “el interés que han tenido por nosotros porque el resto de partidos ni se han pronunciado”.

En ese sentido, los concejales de Ganemos Córdoba Alberto de los Ríos y Vicky López se han comprometido a promover mociones tanto en la Diputación de Córdoba como en el Ayuntamiento para hacer visible la problemática y trabajar en su solución, “buscando el consenso de todos los grupos políticos”. Igualmente, se establecerá una estrategia coordinada para que el resto de grupos municipales y provinciales andaluces vinculados a Podemos lleven esta problemática a las diputaciones y ayuntamientos andaluces.

A las concentraciones que los alumnos ya han realizado a las puertas de la Escuela Mateo Inurria se une la recogida de firmas que la propia Ortega ha puesto en marcha a través de la plataforma Change. org. En ella, los alumnos se han dirigido directamente a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al PSOE, y les han instado a solucionar la situación que está provocando la parálisis académica de los alumnos.

por el momento no se vanare tirni r aocrotn i a medio plazo pero vanmoa s guir en la misma situcion a coste cero y no han dado solucuion a las tasas

Etiquetas
stats