La sequía sigue: el período enero-septiembre más seco en Córdoba Aeropuerto

Efectos de la sequía en Córdoba I | MADERO CUBERO

Se va otro mes del año, pero la sequía meteorológica continúa. Septiembre solo dejó poco más de 12 mm en Córdoba Aeropuerto. Aunque se puede considerar como normal, este registro está por debajo de la media y de la mediana mensual. El año 2019 contabiliza únicamente 129.3 mm, el valor más bajo para un período enero-septiembre desde que hay datos de lluvia completos en el aeropuerto, abril de 1959. Este acumulado ha superado los 131.7 mm de enero-septiembre de 1983 y los 136.5 mm del mismo período de 1995.

Por meses, enero recogió 37.2 mm, febrero únicamente 0.5 mm (fue el quinto febrero más seco), marzo 16.0 mm (un tercio de su media) y abril 51.9 mm (el mes más lluvioso de lo que va de año, que tampoco alcanzó su media). El 25 de abril dejó de llover y se encadenaron 122 días sin registrarse lluvia apreciable, el tercer período más largo tras los ocurridos en 1965 y 2012. Mayo, junio y julio se quedaron en 0 mm. No fue hasta el 26 de agosto cuando volvió a usarse un paraguas en Córdoba, con 11.4 mm que supusieron el total mensual. Septiembre tampoco arrancó y solo sumó 12.3 mm más.

Los 129.3 mm desde el 1 de enero al 30 de septiembre se encuentran muy lejos de la media histórica de la serie del aeropuerto para dicho período, 350 mm, por lo que ha llovido un tercio de la citada media. El intervalo que se puede considerar como normal es de 280 mm a 370 mm. A pesar del récord por sequía no se observa un descenso en la tendencia de los últimos 40 años (ver gráfico superior). Únicamente se aprecia un descenso tras los años sesenta, 10 años que cuentan con cuatro registros por encima de 1000 mm anuales y una media 250-300 mm superior al resto de decenios.

Además del récord por sequía desde enero, esta falta de lluvia se extiende a un mes antes, diciembre de 2018. Los 10 meses que han transcurrido desde entonces también conforman el período diciembre-septiembre más seco desde que hay datos, con 141.6 mm. Pero no son los 10 meses consecutivos más secos. De enero a octubre de 1983 y 1995 el pluviómetro del aeropuerto acumuló 135.6 mm y 138.8 mm. Sí que se trata de la tercera ocasión en la que 10 meses seguidos se quedan por debajo de 150 mm.

En cuanto al índice de precipitación estandarizado (SPI, el número de desviaciones típicas que la lluvia representa respecto a la media), 2019 tiene un registro de -1.5 de enero a septiembre. Esto es, la lluvia ha estado 1.5 veces la desviación típica por debajo de la media. La AEMet considera que por debajo de -1 existe un período seco. En los últimos 20 años la media del SPI para enero-septiembre es de -0.12 (unos 17 mm por debajo de la media).

¿Camino del año natural más seco desde 1959?

Hasta la fecha, el año natural (1 de enero-31 de diciembre) más seco fue 2015, con 300.4 mm. Los tres últimos meses del año deberían aportar al menos 171.2 mm para que 2019 no sea el año más seco. Los cuatro años que quedan por detrás de 2019 en el período enero-septiembre son dispares, a pares, de octubre a diciembre. Por un lado, en esos meses de los años 1981 y 2015 cayeron 148.8 mm y 155.2 mm, respectivamente. Con esas cantidades de lluvia, 2019 sería el año más seco de la historia de Córdoba Aeropuerto y el primero por debajo de 300 mm. Por otro lado, en tales meses de los años 1983 y 1995 se recogieron 338.1 mm y 341.9 mm, con los que se evitaría sobradamente el récord por sequía. Esas cantidades representan 2.6 veces la lluvia caída hasta la fecha en 2019. Con la media de esos cuatro períodos octubre-diciembre (1981, 1983, 1995 y 2015), 2019 acabaría con unos 375 mm. Incluso así, el año acabaría como uno de los más secos. Estadísticamente y en base a 60 años con datos, la probabilidad de que 2019 pudiese ser el año más seco es del 33 %. Es decir, es el doble de probable que caigan más de los 171.2 mm que se necesitarían a 31 de diciembre.

En definitiva, para que 2019 no se convierta en el año más seco debería llover más que lo que ha caído en los nueve meses que se llevan de año. De momento, no parece que vaya a llover en la primera semana de octubre (según el ensemble GEFS disponible en Meteociel).

En la provincia la situación ha sido más variable. Se han producido diferencias de un 20-30 % entre las zonas más secas y las más húmedas. Los mayores porcentajes de lluvia se han dado en la Subbética cordobesa (Benamejí-Alcachofares Altos, Priego de Córdoba-San Félix o Rute-SEA) y en la zona transversal este de la Campiña cordobesa, quedándose fuera la capital y entrando estaciones como Montoro-Vega Armijo y La Rambla-Privilegio. Las zonas más secas se han encontrado desde la capital a Espiel-Central Térmica e Hinojosa del Duque, y desde ahí hacia el oeste (Fuente Palmera-Los Arroyones, zona de Hornachuelos-Bembézar, etc.). Hay algunas excepciones a la sequía muy localizadas, allá donde las tormentas descargaron con fuerza en abril y agosto. Fueron los casos del río Cabra en Santaella (agosto) o La Carlota.

Habrá que seguir esperando el ansiado cambio de tendencia.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Fuente de los datos primarios de lluvia mensual desde 1959: AEMet, AEMet OpenData e Instituto Nacional de Estadística-Anuarios Estadísticos (años 1982-1985 de Córdoba Aeropuerto, que no están disponibles en AEMet), Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del Guadalquivir y MeteoRute.blogspot.com (Rute SEA, id climatológico 5606E).AEMet OpenDataInstituto Nacional de Estadística-Anuarios EstadísticosSistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del GuadalquivirMeteoRute.blogspot.com

El análisis a partir de los datos primarios ha sido realizado exclusivamente por el autor de la noticia tras tabular aproximadamente 3300 datos para Córdoba Aeropuerto y 700 para la provincia.

Etiquetas
Publicado el
30 de septiembre de 2019 - 04:32 h
stats