El Seprona recupera 29 perros de caza robados e imputa a ocho personas

Uno de los perros recuperados por los agentes del Seprona.

Las Unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, especialmente a través de las pertenecientes a Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), ha puesto en marcha, coincidiendo con la temporada cinegética, una campaña de control de perros, de modo especial sobre los de razas utilizados como medios auxiliares de la actividad cinegética. En este operativo especial, que arrancó en octubre y finalizó la pasada semana, se han recuperado 29 perros de caza robados (principalmente galgos y podencos) y ha detenido o investigado a ocho personas por estos hechos. Los animales han sido devueltos a sus propietarios.

Paralelamente, estas acciones se han complementado con la intensificación del control administrativo de los requisitos que la actual legislación exige a los poseedores de este tipo de animales de compañía, es decir, identificación individual mediante implantación de microchip, cartilla sanitaria, tratamientos veterinarios y , en su caso por ser animal potencialmente peligroso, licencia administrativa para su tenencia, seguro de responsabilidad civil, así como las condiciones para su paseo por las vías públicas (siempre con bozal y sujeto mediante correa no extensible).

En total se han desarrollado 107 inspecciones administrativas llevados a cabo sobre poseedores de perros. Como consecuencia de ellas, se han detectado 56 infracciones administrativas a la ley 11/2003, de protección de los animales de Andalucía, entre las que destacaron la posesión de perros careciendo de identificación individual mediante microchip y no administrar los tratamientos veterinarios obligatorios (vacuna antirrábica).

Los dueños de mascotas, concretamente de perros, gatos y hurones, están obligados a identificarlos con un dispositivo electrónico y contar con la cartilla sanitaria donde conste los tratamientos veterinarios administrados a los mismos.

Etiquetas
stats