El Señor de la Bondad saldrá a las calles de la Fuensanta en Vía Crucis

Nuestro Padre Jesús de la Bondad | TONI BLANCO

El barrio de la Fuensanta verá pasar por sus calles esta Cuaresma por primera vez en Vía Crucis al que es su nuevo vecino desde enero, Nuestro Padre Jesús de la Bondad, imagen que fue bendecida el día 27 de dicho mes por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en la que es su sede canónica, la parroquia santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta.

Desde ese templo saldrá el Señor a las calles de su barrio en la tarde noche del sábado 17 de marzo, según ha previsto la agrupación parroquial que le rinde culto, que aún debe ver aprobado el recorrido que seguirá la sagrada imagen por las calles de la feligresía. El Señor vestirá túnica morada -en su bendición fue de blanco- e irá sobre unas parihuelas cedidas por la hermandad de la Misericordia de cuya iluminación y exorno se encargará el cofrade José Ignacio Aguilera, que también colaboró con esta agrupación parroquial para la bendición del Cristo.

El acto penitencial comenzará una vez que finalice el segundo día del triduo que le dedicará el grupo parroquial al Señor por primera vez también en su corta historia. Así, los cultos comenzarán el viernes 16 de marzo y estarán oficiados por el párroco de la Fuensanta, Antonio Jesús Morales Fernández. A las 19:00 comenzará el rezo del santo rosario seguido del ejercicio del triduo y a las 19:30 dará inicio la santa misa.

El mismo horario seguirá el segundo día el triduo, el sábado 17, previamente al mencionado Vía Crucis. Ya el domingo 18 de marzo se celebrará a las 19:30 la Función Principal y tendrá lugar también por primera vez el besapiés del Señor, en un horario que hará público el grupo parroquial más adelante, ya que la imagen hasta el momento ha estado expuesta a la veneración de los fieles solo en besamanos el día posterior a su bendición.

El grupo parroquial cuenta ya con más de 200 hermanos después de que se hayan unido a él más de  50 personas desde que llegó la imagen del Señor, que es la primera talla de Cristo del imaginero Antonio Bernal para Córdoba, una imagen de 1,86 metros, que tiene tez morena y pelo castaño, ojos color miel y una sutil lágrima que le cae por la mejilla izquierda.

Etiquetas
stats